sábado, mayo 28, 2022

Top 5 – Ruta 23, la Línea Sur

Por Gimena Bugallo.


Un camino de 605 kilómetros que atraviesa la provincia de Río Negro. Tiene su nacimiento sobre la Ruta 3, en San Antonio Oeste, y finaliza en Dina Huapi, en el Departamento Pilcaniyeu, muy próximo a la Cordillera de Los Andes y San Carlos de Bariloche.

Si bien es el segundo trayecto más extenso de la provincia (el primero es la Ruta Provincial 6), es el único que funciona como conector de este a oeste, es decir, entre el océano y la montaña. Por esta carretera podemos trasladarnos a lo ancho del litoral rionegrino al que muchos conocen como la “Línea Sur” o “La Línea”.

A continuación, te comparto cinco lugares a los que podés accedertransitando esta ruta de ripio y asfalto.

Meseta de Somuncurá, Río Negro

Un área natural protegida e inmensa que ocupa unos 25 kilómetros cuadrados, con alturas de casi 2.000 metros sobre el nivel del mar. Su formación comenzó hace 40 millones de años y presenta una de las geografías más importantes de la provincia. La Ruta 23 es una de las principales vías de acceso para llegar a las localidades y parajes cercanos. El ingreso a la meseta es un tanto complicado y solo puede hacerse en vehículos 4×4 y con la ayuda de guías especializados.Una vez en ella, se pueden apreciar las formaciones rocosas, pinturas rupestres, tallados aborígenes en rocas, manantiales y fauna autóctona. Su nombre significa “piedra que suena o habla” en lenguaje mapuche.

Foto: Jplauriente.

Nahuel Niyeu, Río Negro

Esta localidad se encuentra en el Departamento de Valcheta que, a su vez, está ubicada a 100 kilómetros de Las Grutas y es considerada un oasisen esta zona de clima desértico. Su topónimosignifica “lugar donde hay tigres”, en lengua indígena mapuche. Estas tierras están plagadas de historias, mitos y leyendas. El escritor Jorge Castañeda escribió en el Diario de Río Negro algunos relatos que rodean la zona, como por ejemplo que, cerca del cauce del arroyo, hubo varios testigos del avistaje de enormes luces que se desplazabanpor el cielo. Para algunos, se debe a un reflejo naturalpropio de lugares donde hay metales o enterramientos. Para otros, no hay dudas: son naves de visita.

Foto: rionegro.com.ar.

Los Menucos, Río Negro

Entre la intersección de las rutas 6 y 23, se encuentra esta ciudad que tiene una de las mayores poblaciones de la zona. Los parajes de Prahuaniyeu y Comico son sus principales accesos a Somuncurá. Al presentar una meseta escalonada y, como consecuencia de su cercanía a áreas elevadas, se registra una profusa actividad minera como una de las actividades económicas más destacables, junto a la producción de lana de oveja, cría de guanacos y choiques, de forma sustentable. Su nombre significa “Ojos de agua” en vocablo tehuelche dado que, los menucos son pequeños espacios que hay en el suelo que al pisarse pareciera que se mueven por efecto de estar sobre la presencia de agua. Aquí se pueden realizar actividades de campo, reconocimiento de fauna y flora autóctona, cabalgatas, trekking y safaris fotográficos, entre otras.

Foto: turismo.rionegro.gov.ar.

Bosque Petrificado Valcheta, Río Negro

Un tesoro natural que está resguardado y protegido, muy cerca del centro urbano de la ciudad. La historia cuenta que, hace más de cien millones de años, este espacio tenía un clima subtropical y húmedo, y estaba plagado de grandes árboles. En el período cretácico, las erupciones volcánicas sepultaron vastas extensiones de la superficie que quedaron bajo las cenizas y junto a la acción erosiva del viento y la lluvia, fueron dejando al descubierto amplios sectores de la superficie. De esta manera, comenzaron a emerger los restos petrificados de aquellos antiguos bosques con troncos de hasta 30 metros. Hoy se puede recorrer a pie o en bicicleta, siempre acompañados de los guías especializados.

Foto: turismo.rionegro.gov.ar.

Sierra Colorada, Río Negro

En el kilómetro 224 de la Ruta Nacional 23 y a 400 kilómetros de Viedma y San Carlos de Bariloche, se asoma esta localidad del Departamento de 9 de Julio. Señalada como el lugar de cabecera para los habitantes de la zona, la misma presenta un clima árido con escasas lluvias. Su nombre proviene a partir de la descripción propia del territorio, dado que se encuentra rodeado de cerros teñidos de diversos tonos rojizos. Cada 7 de diciembre, la población de Sierra Colorada festeja su aniversario junto a la Fiesta del Cordero, entre artistas, danzas y música. Este lugar amalgama actividades al aire libre, en pleno contacto con la naturaleza en espacios vírgenes y la cultura mapuche, sus antiguos pobladores. Durante todo el año se pueden realizar cabalgatas y trekking, mientras que en invierno, se puede disfrutar de actividades en la nieve como trineos y deslizadores.

Foto: turismo.rionegro.gov.ar.

NOTAS RELACIONADAS