sábado, mayo 28, 2022

Top 5 – Pueblos de montaña

Por Gimena Bugallo.

Estas elevaciones naturales de gran altura y dimensión, se originan principalmente por fuerzas endógenas en las placas tectónicas y forman parte de un conjunto de rocas, tierra y piedras. Con el paso del tiempo, las mismas son modificadas por factores ajenos a ella, que se generan en la superficie terrestre, como por ejemplo, la erosión. La más popular y alta del mundo es el Everest en el Himalaya, situada en Asia y, en nuestro país, el Aconcagua, ubicada en el Departamento de Las Heras, en Mendoza.

Tanto los montes como las cumbres, presentan un significado peculiar en las diferentes culturas. Muchos suponen que simbolizan la eternidad, puesto que al ser puntos estratégicos de altura, conectan con un mayor grado de precisión el cielo y la tierra. Los antiguos profetas hablaban desde las cimas al resto de las civilizaciones y muchos suponían que las deidades ancestrales las habitaban. De hecho, hay quiénes aún las conciben como espacios sagrados, donde la energía que circula, capta otras frecuencias.

Más allá de las creencias, existen pequeñas poblaciones que hacen de las montañas su hogar primordial, donde sus casasson abrazadas por las serranías. Acá te presento un pequeño recorrido por cinco sitios que se conectan estrechamente con este tipo de paisaje.

Trevelin, Chubut  

Un pueblo de raíces galesas que se encuentra en la Patagonia, al noroeste de la provincia de Chubut, en el departamento de Futaleufú, en el extenso valle 16 de octubre o Valle Hermoso, como lo llamaban los colonos.Antiguamente, era un territorio de disputa con Chile hasta que, el 30 de abril de 1902, la población plebiscitó su integración en Argentina. Su nombre quiere decir Pueblo del Molino en vocablo galés y se ha convertido en uno de los atractivos más importantes de la comarca Los Alerces. Las casas de té, los bosques de cipreses y lengas, el río Futaleufú yel Parque Nacional los Alerces y las Cascadas Nant y Fall, son tan solo algunos de los innumerables lugares a recorrer en este sitio que brinda una gran variedad de ofertas en alojamiento, gastronomía y belleza natural de tintes europeos. Recientemente, Trevelin fue nominado como uno de los mejores pueblos del mundo por el concurso “Best Tourism Villages”.

Foto: Marcela Rogante.

Susques, Jujuy

Esta localidad del altiplano argentino, situada al oeste de la provincia jujeña, tiene un origen tan antiguo que pocos tienen una certeza definida en cuanto a fechas. Si bien este territorio también generó diversas disputas, en 1943, al ser disuelta la unidad administrativa del Territorio de los Andes, el departamento Susques pasó a formar parte de la provincia argentina. La población aquí vive en una hoya, es decir, en una pequeña llanura rodeada de montañas que nos regalan diversos colores, brindando así un paisaje tan pintoresco como acogedor. La visita a la Capilla Nuestra Señora de Belén es sin dudas uno de los lugares más visitados dado que es la capilla más antigua de la provincia, está decorada con dibujos de aves y flores y fue realizada por los jesuitas y aborígenes a finales del siglo XVI. Los turistas también suelen visitar el cementerio, sobretodo el 1 y 2 de noviembre, quese celebran los días de “Todos los Santos” y “Día de las Almas”.

Foto: volemos.com.ar

La Cumbrecita, Córdoba

Esta localidad es uno de los destinos más populares de las sierras. A 118 kilómetros de Córdoba, este lugar es reconocido por ser el único pueblo peatonal de la Argentina. Ingresar a La Cumbrecita implica iniciar un viaje de equilibrio perfecto entre el hombre y la naturaleza. La tranquilidad inunda los bosques de pino y calles de ripio y el aire es tan apacible que está prácticamente libre de contaminación. Para los aventureros que gustan de contemplar vistas panorámicas, está la opción de practicar tirolesa y arborismo. Para los que buscan actividades más tranquilas, las visitas a los bosques y cascadas son los sitios perfectos. Además se pueden recorrer algunos puntos icónicos como las casas de los primeros habitantes del lugar, la capilla histórica y la fuente del pueblo.

Foto: yamilap.

Santa Rosa de Tastil, Salta

Este pequeño pueblo se encuentra en la Quebrada del toro, uno de los desfiladeros más impresionantes del norte de Argentina. Según los últimos reportes, aquí no hay servicios de electricidad, a excepción de algunas familias que poseen equipos de energía solar, ni estaciones de servicio o señal telefónica. Antiguamente, este lugar era conocido como Santa Rosa de Lima, pero luego lo modificaron a “Tastil” que significa piedra sonora. Próximos al poblado se encuentran las ruinas de lo que fue una ciudad pre incaica entre los siglos XIV y XV. Hay varias teorías que sobrevuelan la extinción de aquél lugar, la más fuerte es producto del avance del Imperio Inca al sur. Está ubicado en un predio de 12 hectáreas y en algunas de sus calles aún se pueden encontrar las piedras sonoras a las cuales se las puede hacer tañer. En diciembre de 1997 este poblado fue declarado Monumento Histórico Nacional.

Foto: Héctor Ramón Pérez.

Huinganco, Neuquén

A menos de 500 kilómetros de la ciudad de Neuquén, se encuentra esta localidad del departamento Minas. Su nombre proviene de una palabra de origen mapuche compuesta por los vocablos: “huingán”, nombre de un arbusto nativo y “co”, que significa agua, vertiente, arroyo. Es decir, arroyo de los huinganes o donde hay huinganes. Su formación geológica general es de origen tectónico, volcánico y erosivo y está rodeado por un bosque de pinos que invita a recorrerlo apaciblemente, registrando la flora y la fauna que habita en el espacio. Hay tantas especies de árboles como se imaginen, desde Ciprés, Lenga, Radal, hasta Álamos, Sauces, Guindos, Ciruelos y Rosa Mosqueta. Lo mismo ocurre con los animales: se pueden encontrar libres, conejos y zorrinos hasta ardillas, nutrias, búhos y halcones.

Foto: Turismo Neuquén.
Artículo anteriorA rodar mi vida
Artículo siguienteLos ñoquis del 29

NOTAS RELACIONADAS