sábado, mayo 28, 2022

Top 5 – Parques Nacionales

Por Gimena Bugallo.


La noción por el cuidado de nuestra Tierra es cada vez mayor. Desde hace tiempo, existen grandes áreas a lo largo y ancho del planeta que fueron designadas por nuestros gobiernos parapreservar su equilibrio biológico y riqueza natural. Estos lugares son conocidos como parques nacionales y tienen como finalidadbrindar una identidad al ecosistema, conservando y protegiéndolo.

El primero de todos nace legalmente en 1872, cuando el Congreso de los Estados Unidos aprueba por ley la creación del Parque Nacional Yellowstone, en Wyoming, en el país norteamericano. En nuestro país existen 41 parques nacionales pero el primero fue el del Nahuel Huapi, creado en el año 1934, gracias a las donaciones de Francisco Pascasio Moreno.

Producto del cuidado de estos espacios, el deterioro de los mismos se evita por completo, además de que se impulsa el desarrollo sustentable yse asegura una calidad de vida mucho mejor para todos los seres que compartimos hábitat.

A continuación, te dejo un listado de cinco parques nacionales argentinos que, si bien no son los más frecuentados, merecen la pena ser visitados y reconocidos, dado que son hermosos lugares de nuestro mundo donde la naturaleza encuentra un refugio para sus especies amenazadas.

Parque Nacional Lihué Calel, La Pampa

A unos 230 kilómetros al sudoeste de Santa Rosa, se ubica el único parque nacional de esta provincia. Definido como un oasis en el medio de la región semiárida, este lugar cuenta con una superficie de 32.514 hectáreas que contempla serranías, pequeños arroyos y una vasta estepa. A partir de la lectura de pinturas rupestres y otras expresiones de las comunidades indígenas que se asentaron en la zona, se dedujo que este lugar se trataba de un espacio sagrado y de gran importancia. El 40% de las plantas de La Pampa se encuentran en estas tierras, entre las que se destaca la margarita pampeana, el árbol caldén, la sombra de toro y alpatacos. En su fauna podemos encontrar pumas, guanacos, zorros y ñandúes, entre otros, además de la protección de las especies amenazadas como el cardenal amarillo, el águila colorada, el halcón peregrino, el esquivo armadillo pichiciego menor y la tortuga terrestre patagónica.

Foto: tripin.travel.

Parque Nacional Calilegua, Jujuy

Este lugar fue creado en 1979 gracias a la donación de 76.300 hectáreas por parte de la empresa Ledesma. Su acceso es un tanto difícil pero esto es un beneficio a la hora de la preservación puesto que el área se encuentra muy poco alterada por la acción humana. Debe su nombre a las sierras en donde está asentado. Aquí se refugian más de 300 especies de aves, de hecho, el burgo forma parte de su emblema; 123 especies de árboles, como el jacarandá; y numerosos mamíferos y animales en peligro de extinción, como el huemul del norte, el yaguareté y oso hormiguero, entre otros. Asimismo, también encontramos significativas rarezascomo la rana marsupial y el surucuá aurora, ave emparentada con el quetzal centroamericano. El espacio en donde se encuentra el parque supo ser hogar de civilizaciones antiguas por lo que también uno puede toparse conobjetos asociados a los pueblos que conformaron la llamada Tradición San Francisco.Hay varios miradores, senderos y una bici senda que se puede usar para recorrer el área.

Foto: welcomeargentina.

Parque Nacional Quebrada del Condorito, Córdoba

Al oeste de la provincia, en el centro de las Sierras Grandes, se encuentra este espacio de preservación creado en 1996 con una superficie de 37.344 hectáreas. Recibe su nombre por la destacada presencia del cóndor, que tiene sus apostaderos en las paredes de la quebrada. Además, entre los animales característicos, están el lagarto de achala –emblema del parque– y el sapito de achala, que constituyen especies únicas de la región, al igual que una raza endémica de zorro colorado. También se encuentran guanacos y aves como la loica y el águila mora. Al tener una condición de isla biogeográfica de altura, presenta una singular biodiversidad y actúa como reserva hídrica, ya que al conservarse la cobertura vegetal natural se protege el suelo.Los bosques de tabaquillo que aquí podemos encontrarexisten sólo en nuestro país y son fundamentales puesto que evitan la erosión de los suelos por el impacto de las lluvias.

Foto: cordobaturismo.gov.ar

Parque Nacional Copo, Santiago del Estero

Unas 114.250 hectáreas protegidas de la eco región Chaco Seco al que se accede a través de la localidad Pampa de los Guanacos, a unos 300 kilómetros de la capital provincial. La zona es conocida como “el impenetrable santiagueño” y es una de las tierras de nuestro territorio menos explorada por el hombre. Su verde paisaje con tonalidades rojizas, da albergue a diversas especies arbóreas que se encuentran en peligro de extinción como, por ejemplo, el Quebracho Colorado santiagueño, que sufrió la tala indiscriminada. En cuanto a la fauna, se destaca la presencia del yaguareté, el tatú carreta, el águila coronada y la boa de las vizcacheras. En este parque no hay cursos de agua, de hecho, en antiguos cauces de ríos se desarrollaron pastizales. Su emblema es el chancho quimilero, un pariente de los pecaríes que, por la destrucción de su hábitat y la caza, se la considera una especie en peligro.

Foto: welcomeargentina.

Parque Nacional San Guillermo, San Juan

Dentro del departamento Iglesia, a 455 kilómetros de la capital provincial, encontramos este espacio de 166.000 hectáreas que comprende tres regiones fitogeográficas: el monte y cardonales de la prepuna ylas estepas de la Puna y altoandinas. Sus quebradas y los llanos de altura, se extienden entre la Cordillera de los Andes y los cordones precordilleranos convirtiéndose así en el sector más austral de la Puna. Aquí, la vegetación comprende especies como la yareta o la margarita de San Guillermo, exclusiva de este lugar, entre otras. Entre los animales, encontramos lagartijas, chinchillones y vicuñas. De hecho, San Guillermo reúne una de las mayores concentraciones de estos mamíferos, cuyas poblaciones se hallan en recuperación luego de haber estado en riesgo de extinción. El 9 de diciembre de 1998 se sancionó la ley que establece formalmente la jurisdicción del Parque Nacional San Guillermo y que, desde su creación, se ha mostrado comprometido con la preservación de todas las especies animales que lo habitan.

Foto: welcomeargentina.

NOTAS RELACIONADAS