Domingo 25 de Octubre de 2020

UN INMENSO PATRIMONIO DE SAL, ARENA Y PIEDRA BAÑA LOS MÁRGENES DE LA PROVINCIA DE BUENOS AIRES HASTA TIERRA DEL FUEGO. ESTE RECORRIDO INVITA A DESCUBRIR NUESTRA EXTENSA FRANJA COSTERA Y SUS BALNEARIOS MÁS HERMOSOS.Quienes gusten de disfrutar de los destinos más tradicionales deben saber que Mar del Plata es la ciudad costera por antonomasia. Con la oferta hotelera más grande del país y con numerosas alternativas que van desde museos, espectáculos al aire libre, festivales, teatros, casinos y restaurantes, la Feliz tiene opciones para todos los gustos. Se puede optar por balnearios que parecen complejos hoteleros con piletas, carpas y vestuarios o playas agrestes con enormes acantilados. Su oferta de alojamiento abarca desde hoteles y departamentos citadinos, hasta las casa bajas de la zona de Constitución o los chalets del bosque de Peralta Ramos.
En la misma línea de destinos tradicionales están San Clemente del Tuyú, Pinamar, Villa Gesell, Miramar o Necochea, con propuestas para familias o jóvenes adaptables a todos los presupuestos. Cariló y Mar de las Pampas son los balnearios más exclusivos de toda la costa y construyeron su perfil haciendo eje en la tranquilidad y en lo natural. No hay asfalto y se preservan bosques y médanos. A estas dos opciones también se suma Costa del Este, en el Partido de la Costa, que tiene características similares de bosque y chalets.LA IDEA DE QUE EL PROMEDIO DE TEMPERATURA ANUAL, O LA CLARIDAD DEL AGUA, DETERMINAN SI SE PUEDE DISFRUTAR DE ESA NATURALEZA, QUEDÓ MUY ATRÁS. HOY LA CUESTIÓN ES ANIMARSE A LO INCIPIENTE Y A EXPERIENCIAS MENOS CONVENCIONALES.

Las Grutas es una playa patagónica que ya se convirtió en un clásico. Ubicada en Río Negro, se distingue de casi todas las demás playas argentinas porque la temperatura del agua puede alcanzar los 27 grados. Esa temperatura impensada en cualquier playa bonaerense se atribuye a una corriente marina cálida que proviene de Brasil. Además de esta particularidad, Las Grutas tiene playas anchas y extensas; cambios en la marea que dejan al descubierto impactantes formaciones rocosas; y la posibilidad de ver delfines, lobos de mar y numerosas aves marinas desde la orilla. Entre julio y octubre hasta se pueden avistar ballenas. Otros paisajes En esta latitud del mundo heredamos el modelo de vacaciones y los ritos europeos, pero hay un lado B de la escena playera que se viene consolidando. La idea de que el promedio de temperatura anual, o la claridad del agua, determinan si se puede disfrutar de esa naturaleza, quedó muy atrás. Tal vez una playa sea ventosa, pero si tiene un gran paisaje o una comunidad interesante, es atractiva; puede que esté más lejos, pero si hay tranquilidad y espacios inabarcables, las distancias se zanjan.Y con el tiempo y los momentos vividos, vienen los recuerdos y se van construyendo símbolos, la cuestión es animarse a lo incipiente y a experiencias menos convencionales. Estas propuestas por fuera de la oferta conocida son solo una muestra, ya que Argentina tiene más de 2 mil kilómetros de costa entre la bahía de Samborombón y el canal del Beagle. Las Conchillas, costa blanca y mar azul Esta playa indie, a unos 170 kilómetros de Viedma, en Río Negro, se caracteriza por los destellos de esos restos fósiles de crustáceos y moluscos que suelen aparecer en todas las playas pero aquí conforman un atractivo tapiz nacarado. Destino tranquilo, con espacios muy generosos y una increíble vista del golfo San Matías. Los servicios son básicos pero muy amigables y consisten en dos paradores gastronómicos especializados en pescado y frutos de mar.

ESTAS PROPUESTAS POR FUERA DE LA OFERTA CONOCIDA SON SOLO UNA MUESTRA, YA QUE ARGENTINA TIENE MÁS DE 2 MIL KILÓMETROS DE COSTA ENTRE LA BAHÍA DE SAMBOROMBÓN Y EL CANAL DEL BEAGLE.

Playa Larga, el balneario más austral del mundo Sobre el canal del Beagle, a unos 3 kilómetros de Ushuaia, una playa de agua transparente, invitante, aunque muy fría. Con una vista que desde cualquier perspectiva quita el aliento, es ideal para hacer asado en los fogones de uso libre y gratuito aportados por la provincia de Tierra del Fuego. Toda Playa Larga fue declarada reserva natural y cultural protegida, un entorno para hacer largas caminatas exploratorias por los senderos interiores o por la majestuosa costa. Desde el morro, de fácil acceso por su pendiente suave, se ven el Beagle y la ciudad de Ushuaia, donde se pueden adquirir todo tipo de bienes y servicios. Pehuén-Có, ocaso en el mar En la provincia de Buenos Aires pero fuera del eje turístico masivo del corredor atlántico bonaerense, el balneario posee, por su orientación, la magia de la puesta del sol en el agua.

La localidad ubicada a unos 80 kilómetros de Bahía Blanca es famosa por La Soberana, una goleta que chocó contra la costa de la villa a fines del siglo XIX y ha quedado encallada en la playa. Con una tradición turística asentada, en Pehuén-Có hay una oferta vasta de alquileres temporarios, hospedajes, campings, restaurantes y paradores. También tiene casas temáticas, plazas amplias y hasta un bosque encantado. En primavera y verano, la villa estalla de verde y flores. Para sumar, es uno de los yacimientos paleontológicos más importantes del país, con restos de animales prehistóricos que vivieron en la región hace unos 12 mil años. Cultura y deporte en Rada Tilly A quince kilómetros de Comodoro Rivadavia, la zona comenzó a urbanizarse a mitad del siglo pasado y desde entonces no paró de crecer. En enero y febrero sus largas playas hierven de bañistas locales pero también, cada vez más, de público argentino extra patagónico. Desde el mirador de Punta Piedras se puede alcanzar toda la extensión del balneario, que cambia su fisonomía a diario por la gran diferencia de mareas.El carrovelismo, que consiste en deslizarse en carros de tres ruedas con vela, también es parte del paisaje de Rada Tilly. Aquí también vive Oscar Marina, un dedicado coleccionista de la cultura tehuelche que posee la mayor exposición de puntas de flecha del país, además de otros objetos y herramientas tallados en piedra y hueso. Bohemia Quequén Una de las ofertas con más impronta natural-espiritual de todas las playas del país. Pegada a Necochea pero del otro lado de la desembocadura del río Quequén, se despliegan 15 kilómetros de playas enormes con formaciones rocosas y balnearios, como Costa Bonita (hace honor a su nombre) y Arenas Verdes. La oferta hotelera es buena, así como la gastronómica y, al lado, Necochea tiene la infraestructura de una gran ciudad turística. La cercanía con Buenos Aires, apenas 470 kilómetros, y una propuesta más aggiornada a los gustos y la sensibilidad moderna convierten la costa del viejo puerto en un lugar más que interesante para las vacaciones.