Miércoles 21 de Octubre de 2020

Hoy vamos a conocer la capital histórica y constitucional de Bolivia. Sucre guarda una gran historia de la cual todos los lugareños se sienten orgullosos. Los turistas quedan impactados al ver el compromiso que tiene los habitantes con su ciudad y al recorrer las calles coloniales se deslumbran con la arquitectura que presenta el lugar. 


Jardines, casonas con diseños coloniales, plazoletas, Iglesias antiguas y calles empedradas es lo que encontrarán los visitantes que decidan conocer la tierra de Sucre. Debido a su imagen e importancia, la UNESCO en 1991 la proclamó Patrimonio de la Humanidad. 

Un poco de historia

Fue fundada en 1538 bajo el nombre de Ciudad de la Plata, pero esto cambió en el año 1839 cuando se convirtió en la capital de Bolivia y fue bautizada en honor al mariscal José de Sucre. Sin embargo en 1899, el poder de administración pública fue trasladado a la Paz, la cual en la actualidad es la sede política de Bolivia. 

¿Qué hacer en Sucre?

Al recorrer la ciudad, los turistas descubrirán una arquitectura colonial, grandes paisajes y un ambiente armonioso. 

Uno de los principales atractivos es el Parque Cretácico, en donde se encuentran más de 12.000 huellas de 294 especies diferentes de dinosaurios del periodo cretáceo, las cuales fueron encontradas a las afueras de la ciudad. 

Otro de los parque más llamativos es el Bolívar, debido a la réplica en miniatura de la Torre Eiffel que contiene en el medio de todos los árboles que rodean su tierra. 

A su vez, Sucre presenta las edificaciones religiosas más asombrosas, como el convento de San Felipe Neri, construido en el año 1779 con un estilo neoclásico, ideal para visitar a la tarde y disfrutar la caída del sol. 

El mercado Central es un lugar ideal para deleitarse con la gastronomía local, principalmente con el típico plato de la ciudad: mondongo chuquisaqueño. 

Aquellos que deseen conocer aún más las diferentes comidas de Sucre, deben visitar la plaza de Armadas, en donde se encuentran múltiples restaurantes y cafeterías. 


¿Te gustaría escuchar la experiencia en primera persona? Descubrí el relato de nuestro viajero. Ingresa AQUÍ y viví Sucre junto a Richard Lingua.