Sábado 31 de Octubre de 2020

COLMADA DE BELLEZAS NATURALES Y GRANDES EXPERIENCIAS, LA LOCALIDAD MENDOCINA ENAMORA CON RICOS Y VARIADOS PAISAJES, AGUAS LÍMPIDAS Y AIRE PURO. AVENTURA, GASTRONOMÍA, RELAX Y CULTURA AL PIE DE LA CORDILLERA DE LOS ANDES.San Rafael es un destino único desde el primer momento. A 389 km del Paso Internacional Los Libertadores, este oasis formado por las aguas de los ríos Diamante y Atuel recibe a los visitantes con túneles de frondosos árboles, el generoso sol mendocino brillando sobre hileras infinitas de viñedos y los majestuosos paisajes de sus lagos de aguas verde-turquesas y coloridos cerros. En la Ciudad se puede disfrutar de museos, espacios culturales, cine, teatro, casino, regionales y artesanos. El Parque de los Niños, enclavado en el Parque Yrigoyen, es un sitio gratuito con decenas de juegos, teatrino y locales comerciales. Por la noche, bares, pubs, pizzerías, restaurantes y cervecerías ofrecen diferentes propuestas de todo tipo, aunque un destacado es la imperdible “carne a la masa”. Y desde ya, habrá que visitar las bodegas sanrafaelinas: hay numerosas propuestas de recorridos guiados para conocer la historia de la vitivinicultura local y degustarla. En la misma línea, se imponen las fábricas de aceite de oliva con productos de excelente calidad. Y una curiosidad, el Laberinto de Borges, un circuito vegetal dentro de la finca Los Álamos, hecho en homenaje al escritor. Lejos de la ciudad En el circuito del Diamante, la Villa 25 de Mayo es un pueblo histórico donde se pueden visitar las ruinas del Fuerte San Rafael Diamante, la Plaza Centenario, la Capilla construida en el siglo XIX y un museo de Historia y Arqueología que atesora los objetos extraídos en las excavaciones realizadas en ese emplazamiento. Volviendo a la ruta comienzan a asomar los diques, y sobresale entre ellos Los Reyunos. Paradores y campings invitan a pasar el día y practicar tirobangi, buceo, paseos en lancha y cuatriciclos o disfrutar de piletas flotantes. Los lagos se pueden recorrer con los tradicionales paseos en catamarán o alquilando canoas y kayaks, que permiten disfrutar de los espejos de aguas cristalinas rodeados de cerros.

LOS LAGOS SE PUEDEN RECORRER CON LOS TRADICIONALES PASEOS EN CATAMARÁN O ALQUILANDO CANOAS Y KAYAKS PARA UN RECORRIDO PROPIO POR LOS ESPEJOS DE AGUAS CRISTALINAS RODEADOS DE CERROS.Parte del circuito del Atuel, El Nihuil es un pequeño pueblo a orillas del lago más grande de la zona, donde se realizan safaris fotográficos y deportes de vela y pesca. Muy cerca, están las majestuosas dunas que recibieron varias ediciones del Dakar, así como diferentes competencias y actividades en 4×4. Y a continuación, el asombroso Cañón del Atuel, un camino de 50 kilómetros de paisajes repletos de formaciones geológicas diversas y atractivas. Por la Ruta Nacional 144, camino a la Cordillera de los Andes, se encuentran las Salinas del Diamante, un extenso salar que posee su propio museo. Siguiendo el trazado aparece el pueblito de El Sosneado, una maravilla natural con un sendero exclusivo para “vehículos altos” que permite conocer las ruinas del hotel abandonado y sus pozos de aguas termales, vegas y una preciosa laguna ideal para las actividades de cabalgatas como el “Avión de los Uruguayos” o “Cascadas del Atuel”. Otro imperdible es Valle Grande y en el camino se puede disfrutar de Bosque Aéreo, un parque de aventuras con más de 60 juegos de distintos niveles, piscinas en medio de las montañas, observadores astronómicos y parque arqueológico con pinturas rupestres. En la zona se puede practicar rafting, doky, hidrospeed, parapente y cabalgatas. Sin dudas, San Rafael se ha consolidado como uno de los principales destinos del país con propuestas atractivas y seductoras para el público de todas las edades. Un destino “de otro mundo” –como reza su slogan– que vale la pena conocer, ya sea en verano o en cualquier época del año.