Miércoles 21 de Octubre de 2020

En las provincias de Salta y Jujuy se encuentra ubicado el salar más grande de Sudamérica y del mundo. Posee 12 mil hectáreas y 4.000 metros de altura.


El hermoso e inmenso lugar está sobre la Ruta Nacional 52. Desde Purmamarca hay que recorrer 126 kilómetros por la Cuesta de Lipán, la cual tiene una altura máxima de 4.170 metros. El camino está en buen estado y asfaltado, para que todos los vehículos transiten de forma segura. Durante el trayecto se pueden conocer varios pueblos muy pintorescos e ideales para tomar un descanso del viaje: Yala, León, Volcán y Tumbaya. 

Para poder acceder a las Salinas Grandes, es necesario tener un vehículo propio o contratar una agencia de viaje que organiza la excursión, ya que no hay transporte público que lleve a los turistas al paraje. 

¿Cuál es el origen de las Salinas?

El aspecto de este sitio se originó entre 5 y 10 millones de años a.p. cuando la cuenca se cubrió de agua con sales provenientes de la actividad volcánica. Luego, tras la evaporación paulatina del líquido y sus componentes, se generó la forma del salar, el cual tiene una costra de 30 centímetros de espesor. 

Es uno de los destinos más aclamados por los turistas, ya que su belleza es inigualable.Tanto los niños como los adultos se divierten jugando con el espejismo que genera la óptica del salar. 

A su vez, es un lugar desierto, sólo se pueden ver y escuchar los animales que habitan la región, convirtiéndolo en un lugar ideal para sacar fotografías. Los visitantes toman fotos muy creativas en las extensas tierras blancas del lugar. 

Al ser un sitio tan deshabitado, al costado de la ruta de acceso, se encuentra un parador con espacio para estacionar los autos, un mercado y la atención de los guías, los cuales también cumplen la función de obreros, extrayendo la sal de los piletones. 

Salinas Grandes es un lugar imperdible de conocer, todos los que visiten el norte de Argentina deben realizar esta excursión que llena de alegría y buenos momentos a aquellos que disfrutan de su paisaje.

¿Te gustaría escuchar la experiencia en primera persona? Descubrí el relato de nuestro viajero. Ingresa AQUÍ y viví la excursión junto a Richard Lingua