Lunes 26 de Octubre de 2020

LA HISTÓRICA ESTACIÓN CABECERA DEL TREN MITRE ESTÁ MÁS LINDA QUE NUNCA. UN RECORRIDO POR EL CENTENARIO EDIFICIO, ÍCONO DE LA ARQUITECTURA FERROVIARIA, QUE TRAS UNA IMPRESIONANTE REMODELACIÓN, RECUPERÓ TODO SU ESPLENDOR.

El 2 de agosto de 1915, tan sólo un año después de su inauguración oficial, la estación de trenes de Retiro convocó en su interior cientos de curiosos, los hombres en su mayoría de traje y sombrero, las mujeres de chaqueta y falda apenas por encima del tobillo, acorde a la moda de la época. El evento ameritaba la pompa: se ponía en movimiento el primer tren eléctrico de pasajeros de Sudamérica. El destino era Tigre y, en ese solemne acto, la Argentina dejaba atrás para siempre los viajes impulsados a vapor. Retiro era entonces una de las terminales de trenes más grandes del mundo.

Más de cien años después, es fácil pensar que son pocos quienes se detienen a apreciar detenidamente esta construcción que combina el estilo francés con la arquitectura industrial inglesa. El ruido y la velocidad cotidianas hacen difícil apreciar los detalles de la estación declarada Monumento Histórico Nacional en 2006, o incluso el paisaje urbano que la rodea al acercarse caminando por la avenida Ramos Mejía: las inmensas grúas del puerto a lo lejos, la silueta del Kavanagh y un sinfín de puestos espontáneos que van variando su oferta.

Y entonces, Retiro. Custodiada por dos antiguas farolas, la fachada de la estación cabecera de la línea Ferrocarril Mitre antecede a la entrada que antiguamente era el acceso de carruajes. Habrá que atravesar alguna de las diez puertas de acceso con marco de madera para ingresar al hall central. A la izquierda está el espacio ocupado durante años por la confitería (que conserva su arquitectura original y arañas monumentales); hoy es un local de comidas rápidas que bulle de adolescentes. Luego aparecerán las boleterías al frente, un óvalo que remite a las estaciones parisinas entre antorchas de estilo florentino y columnas de mármol.

Mientras tanto, las postales conocidas: personas que regresan a su hogar luego de un día de trabajo, encuentros, tal vez de dos enamorados, familias cargadas de valijas, una espera con un café, estudiantes de arte que practican con témperas y grafito inspirados en los ocasionales clientes de los bares internos, y la luz que entra a raudales por los amplios ventanales del cielorraso.

Punto neurálgico de la ciudad de Buenos Aires, Retiro es cabecera del transporte que a diario utilizan miles de pasajeros para llegar a destino. La terminal ha sido incluso escenario inspirador de obras de arte, como la de la artista cordobesa Leticia Obeid, quien filmó en 2009 un viaje desde Retiro hasta la localidad de Zárate, mientras transcribía manualmente “La carta de Jamaica” de Simón Bolívar, un documento de 1815 donde se enuncia por primera vez el proyecto de una América unida. Esta pieza de videoarte arranca su itinerario en la zona de andenes, que sigue los criterios característicos de la Revolución Industrial y que fueron fabricados en la ciudad inglesa de Liverpool y traídos en barco a la Argentina a principios de siglo XX.

Desde entonces, la estación no paró nunca, ni siquiera durante la fabulosa restauración que le ha devuelto todo su esplendor. En el ingreso a los andenes, la brisa de la tarde hace flamear dos banderas argentinas cuando, de pronto, un tumulto anticipa el arribo de un nuevo tren.

UNA OBRA MONUMENTAL

El Ministerio de Transporte de la Nación invirtió 650 millones de pesos para restaurar y poner en valor la centenaria estación de trenes de Retiro de la línea Mitre, que utilizan a diario 60 mil pasajeros. El hall central es ahora más amplio y luminoso, gracias a la restauración de los ventanales originales. Se colocaron nuevos asientos, se renovaron los baños, se instalaron cajeros, puntos de recarga de celulares, Wi-Fi libre y gratuito y locales para el pago de servicios, comidas y bebidas. Además, se restauró por completo la fachada del edificio y el ingreso a la estación.

Punto neurálgico de la ciudad de Buenos Aires, Retiro es cabecera del transporte que a diario utilizan miles de pasajeros para llegar a destino.