sábado, mayo 28, 2022

Relato de viaje – El jardín japonés platense: Mizujo

Por: Sofía Luz Vertua.


Desde hace años, tenía muchas ganas de conocer Mizujo. Es un campo libre ubicado en Colonia Urquiza sobre la ruta 36, a pocos kilómetros del casco urbano de La Plata. Sin embargo, nunca imaginé con lo que me iba a encontrar: un jardín japonés platense.

Mizujo abre sus puertas solamente los sábados y domingos, entre las diez de la mañana y las seis de la tarde. Con motivo de recorrer nuevos lugares y exhibirlos en mi canal de YouTube, Sofitaxelmundo, me tomé el tiempo necesario para conocerlo. Al llegar me encontré con un vivero enorme y cientos de plantas de diferentes colores y tamaños.

Foto: Sofía Luz Vertua.

Luego, junto a mi familia, pagamos cada uno su entrada y pudimos ingresar al verdadero jardín japonés. Hay una fuente en el medio del predio y se oye el sonido del agua que cae mientras a los lejos se divisa el balido de una oveja.

Seguí caminando y me encontré con los puentes rojos característicos de la cultura oriental. Eran puentes angostos sobre un pequeño lago rodeado de plantas y enredaderas. Un espacio ideal para meditar y contemplar el agua tranquila. Solo bastaba cerrar los ojos y transportarse con la imaginación a Japón.

¿Qué ver en Mizujo?

Animales

Caminé junto a un pato en un puente. Sí, el animal no se asustó sino que empezó a moverse suavemente hasta llegar a la orilla mientras yo lo seguía muy de cerca. En el predio también hay caballos, vacas, ovejas y otros animales a los cuales se puede alimentar pero con productos que venden en la entrada. No está permitido darles otro tipo de ingesta. La mayoría de los animales estaban en corrales, situación que nos dio un poco de angustia. Igualmente, todos estaban muy bien cuidados y alimentados.

Flores

Me encontré con un millón de flores. La vegetación es un punto importantísimo del lugar que acompaña a la contemplación del espacio como así también a la ambientación de la cultura japonesa.

Laberinto

Puedo decir que ¡me perdí en un laberinto! Sí, era pequeño pero no encontré rápidamente la salida. Al final fue divertido. Es un laberinto creado con plantas de ligustrina que desemboca en la entrada a un puente. Al subir, podés ver todo el campo desde las alturas. Es precioso. 

Recreación y almuerzo

Por último, hay un sector de recreación con juegos infantiles y mesas para almorzar. En mi caso, preferí pasar más tiempo cerca del puente que en este sector pero igual es un espacio agradable para tomar mates, comer o sentarse a charlar. Es un campo abierto de grandes dimensiones donde, incluso los niños, pueden jugar con una pelota.

Foto: Sofía Luz Vertua.

Realmente es un lugar maravilloso al cual volvería con más tiempo para disfrutar de un día completo con mi familia o amigos. También hay un pequeño comercio en el predio para comprar alimentos, cargar agua caliente al termo y demás. Mizujo, es el jardín japonés platense.


Instagram: sofitaxelmundo

Youtube: Sofitaxelmundo

Artículo anteriorMisterios del Uritorco
Artículo siguienteLa Noche del Turismo

NOTAS RELACIONADAS