Lunes 26 de Octubre de 2020

 

“No son vacaciones” es la frase que caracteriza el periodo que está viviendo la humanidad. Todos los países del mundo se encuentran afectados por el coronavirus. La mayoría de dirigentes decidieron realizar un aislamiento social para frenar la pandemia. 

A pesar de esta drástica y necesaria resolución, hay personas que se tomaron la situación a la ligera y aprovecharon para tomarse unas vacaciones de sus obligaciones. Se dirigieron a las ciudades balnearias de nuestro país para llevar adelante un descanso, sin comprender la gravedad del problema que estamos viviendo. 

Ante esta suceso, el Gobierno argentino, determinó una serie de restricciones para poner un freno a los turistas y precisar el cumplimiento correcto del aislamiento preventivo. Aclararon que luego de esta fase, todos podrán disfrutar de unas merecidas vacaciones en la costa argentina, pero que por el momento hay que tomar conciencia y cada persona debe quedarse en su hogar. 

Medidas a tomar

Para asegurarse que esto suceda, el Ministerio de Turismo de la Nación, decretó que los hoteles no podrán recibir turistas locales o extranjeros hasta el 31 de marzo. Quienes se encuentren alojados en la actualidad deben cumplir el aislamiento en dichos alojamientos.

Aquellos que hayan realizado una reserva entre el 16 y el 31 de marzo, podrán pedir el reintegro a la empresa.

En cuanto a los traslados, se suspendieron los viajes de larga distancia. Las empresas de ómnibus decidieron suspender sus viajes o reprogramarlos. De esta manera todos estarán protegidos y no perderán la oportunidad de viajar. 

A su vez, los lugares más visitados por los turistas durante las vacaciones son los restaurantes, bares, boliches y centros de excursiones. Por ello, se determinó que estos sitios deberán abrir con ciertas restricciones para evitar la propagación del virus. 

Esta medida también se implementó para todos los lugares en los que se produce una conglomeración de gente, como los gimnasios, los boliches o salones de fiestas. 

Sin embargo, el decreto permite el uso de delivery para los locales gastronómicos como las pizzerías, cervecerías, heladerías y demás lugares de comida. 

Todas estas previsiones son realizadas para reducir el movimiento de turistas durante el aislamiento social y lograr la toma de conciencia de todas las personas acerca de la situación que está atravesando el mundo. 

Para la calma de todos los argentinos, los municipios de cada ciudad recuerdan que ellos van a estar ahí siempre para recibir a todos los visitantes que deseen pasear por sus playas. En este momento es mejor resguardarse cada uno en su casa y luego de la pandemia, todos podrán disfrutar de un placentero descanso en las arenas argentinas.