Jueves 26 de Noviembre de 2020

Para hacer frente a la situación actual y ayudar en la reactivación de la actividad turística, el Ministerio de Salud de la Nación elaboró un protocolo con diversas medidas de prevención, con el objetivo de resguardar la salud de los turistas y los trabajadores del sector. 


La emergencia sanitaria global es un escenario que golpeó a la mayoría de las actividades económicas, no sólo en Argentina sino al mundo entero. Ante ello, de cara a la habilitación de los alojamientos turísticos, el Ministerio de Turismo y Deportes de la Nación en conjunto con el Instituto de Calidad Turística Argentina (ICTA), la Cámara Argentina de Turismo (CAT), la Asociación Hoteles de Turismo (AHT), la Asociación de Hoteles, Restaurantes, Confiterías y Cafés (AHRCC), la Federación Empresaria Hotelera Gastronómica de la República Argentina (FEHGRA), y las provincias a través del Consejo Federal de Turismo, elaboraron el “Protocolo COVID-19 para Alojamientos Turísticos”.

El documento que detalla todas las medidas a tomar contiene las recomendaciones generales que otorga el Poder Ejecutivo Nacional y el Ministerio de Salud de la Nación, como también pautas particulares para los trabajadores de los alojamientos, la atención al cliente, espacio comunes, alimentos y bebidas, limpieza y mantenimiento. 

Las principales medidas se basan en la prevención, definición y acciones para garantizar el distanciamiento social, procedimientos para la higiene de manos y respiratoria, desinfección de superficies y ambientes, siendo el objetivo principal resguardar la salud y bienestar de los turistas y los trabajadores. 

Medidas generales

Recomendaciones visuales: colocar en lugares visibles la información sobre las medidas de distanciamiento social, la adecuada higiene de manos, la apropiada higiene respiratoria, y las recomendaciones ante la presencia de síntomas sospechosos de COVID-19. Además debe estar publicado en la página web de alojamientos, redes sociales, ser enviadas por correo electrónico y comunicadas por teléfono. 

Distanciamiento social: distancia mínima entre personas de 2 metros como ideal y de 1,5 metros como aceptable, evitar el contacto físico al saludar, evitar reuniones en espacios cerrados y no compartir mate, vajilla ni otros utensilios. 

Higiene de manos: todas las personas que desarrollen tareas en los establecimientos, deberán realizar lavado de manos con frecuencia y obligatoriamente; cada establecimiento deberá contar con lugares adecuados para realizar un adecuado y frecuente lavado de manos con agua y jabón.

Higiene respiratoria: utilizar barbijo casero que cubra nariz, boca y mentón en espacios laborales y áreas comunes de trabajo, promover el lavado del barbijo casero con agua y jabón al menos una vez al día, y cambiarlo inmediatamente si se encuentra sucio o mojado; al toser o estornudar, usar un pañuelo descartable o cubrirse la nariz y la boca con el pliegue interno del codo en caso de no tener colocado el barbijo.

Desinfección de superficies y ventilación de ambientes: realizar desinfección diaria de superficies, las soluciones de lavandina deben utilizarse dentro de las 24 horas de preparadas para asegurar su eficacia, ventilar regularmente los ambientes cerrados, no se recomienda rociar las pertenencias con alcohol, lavandina u otras soluciones desinfectantes; no se recomienda el uso de “cabinas desinfectantes” u otro tipo de dispositivos que impliquen el rociado de soluciones desinfectantes sobre las personas, este tipo de intervenciones no sólo no tienen utilidad demostrada en la prevención de la transmisión de virus respiratorios, sino que su uso puede asociarse a potenciales efectos nocivos.


Descarga el protocolo completo: Protocolo COVID-19 para Alojamientos Turísticos.