Sábado 24 de Octubre de 2020

Para disfrutar por completo de las vacaciones, es importante llevar el vestuario preciso para cada lugar que se va a conocer y la ropa indicada para las actividades que se van a realizar.


A la hora de viajar por nuestro hermoso país es necesario tener en cuenta varios factores para poder gozar al máximo. Uno de los ítems a considerar es la ropa que vamos a llevar en nuestra valija.

Hay que conocer en profundidad los lugares a visitar, indagar cuál es el clima que predomina en el sitio. Es diferente iniciar un viaje al sur de Argentina en invierno o en verano, si bien la temperatura que presenta en ambas estaciones del año es fría, los abrigos que hay que utilizar son diferentes. 

Los turistas que decidan conocerlo en los meses más fríos, deberán llevar ropa adecuada para enfrentar grados bajo cero. En estas ocasiones sería de gran utilidad una campera para nieve, remeras y pantalones térmicos, gorros de lana, bufandas y guantes. 

Hay múltiples marcas que trabajan específicamente sobre la ropa que se debe llevar a estos tipos de clima, como: Columbia, Montagne, Hi-tec, entre otras. Lo positivo de estas empresas es que diseñan ropa liviana, linda y con las mejores telas, para que resulte cómodo el traslado de una excursión a otra.

Ya no es necesario utilizar incontables cantidad de remeras y suéters, porque los diseños que confeccionan estas marcas son de una calidad que te permite estar con menos prendas e igual de abrigados.  

A su vez, hay que prestarle atención a la duración del viaje, para saber la cantidad de vestuario que hay que poner en el equipaje. Con ello evitamos sobrecargar las maletas  o bolsos y viajar más ligero. Es conveniente llevar sólo lo que es necesario, dejar atrás los accesorios que no son imprescindibles. 

Aquellos que decidan emprender un viaje al norte de Argentina, deben considerar que durante la temporada de verano el clima norteño presenta grados de calor muy elevados. Se debe utilizar ropa ligera, en lo posible de colores claros para no atraer los rayos del sol. Usar pantalones cortos es fundamental. En los días de mucho calor, entre las montañas, es necesario usar la menor cantidad de prendas posibles y que sean de telas livianas.

Las excursiones que te brindan las provincias argentinas, someten a los turistas a largas caminatas por espacios rocosos, por ello hay que tener en cuenta los zapatos y elegir los adecuados para las actividades que se van a llevar adelante. 

Lo ideal sería llevar zapatillas o botas de trekking, las cuales están adaptadas para realizar este tipo de excursiones. Es recomendable comprar el calzado unos meses antes del viaje, para poder usarlos durante la rutina diaria, adaptándolos a los pies de cada uno y así evitar sorpresas a la hora del paseo por la montaña. Columbia, Hi-Tec y Montagne, tienen diseños exclusivos para todo tipo de actividades al aire libre. 

Sin embargo, las vacaciones en las montañas, también son para aquellas personas que desean tranquilidad, por ello es aconsejable que en la valija estén a disposición unas sandalias o zapatillas cómodas para visitar la ciudad.

A su vez, hay accesorios extras que se deben llevar en todos los viajes como: traje de baño, lentes de sol, pijama y una gorra para cubrirse del sol. Siempre es preciso llevar en la maleta ropa de abrigo, ya que tanto en el mar como en las montañas, por la noche refresca. 

Cualquiera sea el sitio donde emprendas un viaje, hay cinco imprescindibles que debes tener en tu valija: 

  1. El calzado adecuado para realizar las actividades.
  2. Ropa ligera (shorts, musculosas, pantalones de tela liviana)
  3. Ropa de abrigo (camperas, camisetas manga larga, pantalones abrigados)
  4. Ropa cómoda (joggings, buzos, remeras)
  5. Extras necesarios (trajes de baño, gorras para el sol, toallones) 

Hay que ser precisos con las prendas que vamos a elegir llevar a la aventura. No es recomendable llevar ropa que no se va a utilizar. 

Estudiar y analizar todos los factores nombrados anteriormente, es importante para viajar de una manera confortable, evitando cargar equipaje incómodo para el traslado. Es mejor emprender unas vacaciones cómodos y livianos de ropa.