Jueves 22 de Octubre de 2020

Desde un camino vamos a brindarles las recetas de tres comidas tradicionales del norte de nuestro país, para que se diviertan, experimenten y cocinen con mucho amor a su familia y amigos. 


Locro

Es un guiso de carne, maíz, zapallo, porotos, huesitos de cerdo y condimentos de la zona. 

Es un plato tradicional del norte argentino pero su consumo se ha extendido a todo el país. Se suele consumir en las épocas de frío y el 25 de mayo, día de la Patria. 

Lo que se necesita para preparar esta receta típica argentina, es:

  • 1.5 kg. de tapa de asado
  • 350 gr. de huesito de cerdo
  • 500 gr. de maíz blanco
  • 350 gr. de porotos
  • 2 kg. de zapallo
  • 1/2 atado de cebolla de verdeo
  • 350 gr. de patita de cerdo
  • 1 kg de cebolla
  • 2 cdas. de ají molido
  • 350 gr. de chorizo colorado
  • 3 cdas. de pimentón dulce
  • 350 gr. de panceta
  • 1 cdita. de pimienta blanca
  • Aceite

Pasos a seguir:

El día anterior hay que remojar los poros y el maíz, durante 6 horas. Limpiar la carne, quitándole la grasa. Cortar la panceta, el chorizo colorado y el zapallo, bien finito y pelado.  

Para la salsa, hay que cortar la cebolla, condimentar con las especies a gusto y rehogarla. Dejarla enfriar. 

El mismo que día, cuando se cocina el locro, hay que calentar una olla y agregar la cebolla, la carne, el chorizo colorado, las patitas de cerdo y la panceta. Salpimentar y agregar tres litros de agua hirviendo, el maíz y dejar cocinar por dos horas.

Luego, agregar el poroto y hervir una hora más. El último paso es agregar el zapallo y dejar que se deshaga completamente dentro de la olla, mientras esto sucede hay que ir controlando el agua y agregar más si es necesario.  

Después de las cuatro horas de fuego, emplatar con la salsa cocinada el día anterior y a deleitarse con esta rica comida norteña. 

Tamales

Es una masa de maíz rellena de carne, vegetales, frutas, pasas de frutas y otros ingredientes. Todas estas delicias se encuentran envueltas en una hoja de choclo y cocinados en agua al vapor. 

Los ingredientes que se necesitan para poder cocinar los tamales, son: 

  • 400 gr. de harina de maíz
  • Taza chica de aceite de girasol
  • 300 gr. de zapallo
  • 1 cebolla grande
  • 200 gr. de cebolla de verdeo
  • 600 gr. carne picada
  • Salsa de tomate
  • Aceitunas picadas
  • Pasas de uvas
  • Sal y pimienta a gusto. 

Pasos a seguir: 

Colocar la harina de maíz en un recipiente y mezclar con el puré de zapallo cocinado anteriormente. Conservar.

En una olla incorporar los condimentos con el caldo restante. Cuando rompa el hervor, agregar la mezcla reservada y cocinar durante 10 minutos a fuego bajo. Revolver constantemente. 

En un sartén, rehogar la cebolla picada, agregar la carne, la salsa, las pasas de uvas y los condimentos a gusto. Cocinar unos minutos y retirar. 

Colocar sobre las chalas una parte de la preparación del puré de zapallo y por encima la carne, volver a poner zapallo para cubrir la carne y cerrar doblando en forma de paquete. Atar con un hilo. 

Cada una de las preparaciones hay que hervirlas en una olla con agua por 10 minutos. Luego hay que colarlos, retirar los hilos y ¡a disfrutar!

Charqui

Es una forma de preservar la carne, muy común en Jujuy. Esta manera de tratamiento es típico de los gauchos argentinos.

Se corta en rebanadas, se expone al sol y al aire, para lograr la deshidratación. Luego, se sala para que tenga una adecuada conservación. Por último hay que agregarle ingredientes y condimentos obtenidos de la zona. 

El charqui tiene múltiples combinaciones: 

  • 300 gr. charqui
  • 1.5 kg papa
  • 1/2 morrón rojo
  • 2 zapallitos verdes
  • 2 cebollas de verdeo
  • Ají y sal
  • Fondo de hidratación del charqui

Pasos a seguir:

En un principio, hay que hidratar el charqui por 48 horas en caldo y vinagre de vino. 

Pasado este tiempo hay que rehogar el morrón y la cebolla con el charqui previamente hidratado. A esta mezcla, añadir las papas cortadas pequeñas con la cáscara y el zapallo. Luego agregar el líquido de hidratación y cocinar por una hora. Siempre cocinando a fuego mínimo. 

Por último, servir y a saborear una de las recetas más cocinadas del norte de nuestro país.