sábado, mayo 28, 2022

Miramar de Ansenuza – Destino +60

Este destino en el noroeste cordobés es reconocido por ser el único pueblo ribereño que da a la Laguna de Mar Chiquita.


Este paraíso es ideal para el avistaje de aves, los deportes náuticos, la gastronomía y la conexión con la naturaleza. Miramar de Ansenuza posee una biodiversidad única, con más de 300 especies de fauna registradas. El símbolo de esta localidad son los flamencos rosados, que están por doquier.

Entre atardeceres con colores descollantes, otra de las maravillas de este lugar es que ahí yace uno de los humedales salinos más grandes del mundo. Si el clima lo permite, vale la pena sumergirse en sus aguas para salir reanimado por sus propiedades curativas y medicinales.

Foto: Córdoba Turismo.

Paseo por la costa

Al ser tan cortas las distancias, su costanera es una de las más elegidas para caminatas, recreaciones al aire libre y paseos en bicicleta. Es una parada casi obligada sacarse una selfie o foto con las letras de “Miramar”, justo enfrente de la torre del ex hotel Casino Copacabana. También es muy recomendable subirse al mirador y observar los cielos y las aves planeando en el lugar. Pero, sin duda, la frutilla del postre es quedarse a ver el atardecer: la puesta de sol, es un espectáculo único.

Otras cosas de interés

Más allá de la laguna, este sitio también ofrece propuestas culturales como el Museo de Ciencias Naturales Aníbal Montes, que es propicio para conocer los orígenes del lugar desde una mirada geológica. El Museo Hotel Viena, es uno de los más visitados y ofrece una rica información en cuanto a toda la colonia alemana que habitó y habita estas tierras. También es popular debido a todo su historial sobre fantasmas y hechos sobrenaturales.

Cómo llegar

Esta localidad se encuentra a unos 200 kilómetros Córdoba capital. Se puede ir por la RN 19, hasta pasar Río Primero, luego tomar RP 10 y de allí RP 17.

NOTAS RELACIONADAS