Jueves 29 de Octubre de 2020

Como muchos cortes de carne otrora últimos en la fila de las preferencias (por caso la entraña, que hoy cotiza cual oro pero años ha se vendía a precio de saldo), el matambre supo ser una pieza destinada a los faenadores, allá por el 1800, cuando la patria ganadera abastecía a Europa. Los trabajadores, con mano y cuchillo maestros, hurgaban entre el costillar y el cuero del animal y lo sacaban limpito, sabiendo que formaba parte del pago por la tarea. De ahí iba casi directo a las brasas y, una vez hecho, “mataba el hambre” de los laboriosos hombres. El tiempo siguió haciéndole justicia: sus versiones tiernizada o a la pizza son clásicos de parrillas de barrio y hogares, aunque tal vez sea en esta preparación donde más se luzca. La combinación de la carne, suavizada por el hervor, los vegetales, el huevo y los condimentos, más la consistencia de fiambre que logra al enfriarse lo hacen irresistible. Y, por motivos acaso insondables, muy argentino.

Receta de cucinare.tv

Ingredientes

 1 matambre de 1 k o 1 y ½ k

2 dientes de ajo

1 cda de aceite

3 cdas de vinagre

1 huevo

1 taza de queso rallado

4 cdas de perejil picado

3 zanahorias

4/5 huevos duros

1 morrón rojo o verde

1 cdta de ají molido

Sal y pimienta, a gusto

Procedimiento

1 Quitar el exceso de grasa al matambre. Salpimentar.

2 Extender sobre una asadera con la grasa para arriba. Rociar con vinagre. Cortar los dientes de ajo en láminas y distribuirlos. Dejar reposar una o dos horas.

3 Elaborar una pasta con el huevo, el queso rallado y el perejil. Quitar los ajos del matambre y esparcir la pasta por la superficie.

4 Hervir las zanahorias y cortarlas en bastones. Cortar el morrón en juliana y los huevos en mitades o cuartos.
5 Agregar la zanahoria, el morrón y, en forma alineada, los huevos duros.

6 Espolvorear el ají molido. Arrollar bien firme y atar sin dejar ninguna abertura.

7 Cocinar en abundante caldo de verduras durante una hora o una hora y media.

8 Dejar enfriar en el caldo y luego prensar.

10 Cortar en rodajas. Servir frío.