Jueves 22 de Octubre de 2020

El hombre impacta cada vez que se le ofrece un muro en el cual dejar inmortalizado su trabajo. Lo hizo en Fuerte Apache y en tantos otros sitios de la Ciudad de Buenos Aires y del mundo. Se trata de Martín Ron, el reconocido muralista argentino que esta vez sorprendió a la ciudad de Moscú semanas antes del comienzo del Campeonato Mundial de Fútbol. Convocado junto a otros 300 artistas por el proyecto Moscow Street Art Festival, el muralista nacido en Caseros eligió una imagen significativa: un niño “en actitud desafiante”, según sus propias palabras, pelota en mano y a punto de sacar un lateral. “Otra manera de contar que Rusia está de pie, poniendo otra vez la pelota en el campo de juego”, agregó el artista urbano que, como el verdadero creador que es, en cada obra cruza sensibilidad social y sentido estético.