martes, junio 28, 2022

La patria futbolera

En la provincia con forma de bota confluyen las historias de varias figuras de la Selección Nacional, que en noviembre llevarán la ilusión mundialista a Qatar 2022. Aquí, un recorrido por las ciudades de Lionel Messi, Ángel di María, Franco Armani y Lionel Scaloni, para empezar a palpitar la cita más importante del deporte argentino. 


Por Esteban Raies.

La Rosario de Messi y Ángel di María

La ciudad en la cual Manuel Belgrano izó por primera vez la bandera nacional tiene en el río Paraná a su perla máxima desde lo paisajístico, pero en su cultura descansa la quintaesencia de la provincia y también de la región. Por eso es posible darse un paseo cultural empezando por el hermoso Monumento a la Bandera, orgullo de los rosarinos, que alegan con razón que es más alto que el Obelisco de Buenos Aires.

Para agendar en Rosario, la reserva Los Tres Cerros, a una hora de la ciudad, embarcación mediante por el arroyo Paranacito, con senderos de árboles nativos y no nativos, un humedal con aves (e insectos), se convierte en un lugar propicio para disfrutar de la flora, la fauna y los paisajes de la región. Sin salir del río se pueden visitar la playa pública Rambla Catalunya o el balneario La Florida, con una entrada de apenas $200. 

Los amantes del fútbol no pueden volver a casa sin pasar por los estadios de los archirrivales Rosario Central (y su Gigante de Arroyito) y Newell´s Old Boys (El Coloso Marcelo Bielsa), o darse una vuelta por el bar El Cairo, punto de encuentro del futbolero mayor de esta ciudad, Roberto Fontanarrosa, genial cuentista, dibujante e historietista que hizo de ese bar y su Mesa de los Galanes un culto a la amistad y también a la discusión futbolera con sana picardía.    

Desde la avenida Pellegrini hasta Puerto Norte es posible recorrer la ciudad a pie, sin cortes en la visual hacia el río, castigado por una sequía compleja desde hace meses, pero sistema nervioso central de la tercera ciudad en población de la Argentina.

En el Parque de la Independencia está también el imponente Museo de Bellas Artes Juan B. Castagnino, que exhibe una destacada colección de obras europeas y argentinas.

Para apuntarse en la visita a Rosario, el Museo de Arte Contemporáneo Silos Davis y el Planetario Municipal de Rosario ubicado en el bellísimo Parque Urquiza, otro paseo obligado para el turista que pise la tierra en la que nacieron grandes emblemas de la Selección Argentina y acaso el mejor jugador del planeta. 

Foto: flickr.com

La Pujato de Scaloni 

Un cartel recibe al visitante en la ruta 33 con un Lionel Scaloni saltando por encima de sus jugadores de la Selección, exultante, acaso emocionado. “Orgullo pujatense”, dice, y al lado se lee un sincero “gracias campeón”, como para que no queden dudas de que aquí nació el otro Lionel.

Aunque como en todo pueblo fue canonizado una vez que ganó la Copa América, con un mural pintado en su honor, ese cartel en el ingreso y todos con el pecho inflado porque caminaban por las calles del DT que tras 28 años le devolvió la gloria a la Selección Argentina, el lazo de Scaloni con su pueblo no se cortó con la distancia y el técnico tiene aquí muchos amigos.  

La ruta 33 atraviesa Pujato, corre paralela a las vías del tren inauguradas en 1833 por el gobernador que le dio el nombre al pueblo, para unir esta ciudad con Rosario, 40 kilómetros más allá. El pueblo, perteneciente al municipio de San Lorenzo, se llamaba por entonces Colonia Clodomira y fue mutando su nombre hasta que en 1970 pasó a llamarse Pujato, a secas, un lugar con 4000 habitantes y 400 camiones, donde cada septiembre tiene lugar la Fiesta Provincial del Transporte Automotor de Cargas. 

Como no podía ser de otra manera, en camión y con amigos del barrio, Scaloni fue de su Pujato natal hasta Rosario para probarse en Newell´s Old Boys, donde hizo carrera hasta la Primera División, apoyando un pie en la Selección y otro en España. 

Capital Provincial del Transporte de Cargas, tiene su fiesta grande cada septiembre con un festival de música popular que tiene casi 30 años de vida y le pone rúbrica a la ciudad que recibe a los visitantes con la sonrisa de Scaloni.

La Casilda de Armani

Varias ciudades y pueblos de nuestro país tienen un arco de ingreso, a modo de un antes y un después, al menos imaginario, en la geografía. A 11 kilómetros de Pujato, está Casilda, que no tiene un arco de ingreso a pesar de tener como uno de sus hijos pródigos a un arquero que podría defenderlo con todo el cuerpo. Es que aquí nació Franco Armani, que en noviembre se alistará en la Selección Nacional ya clasificada al Mundial de Qatar 2022.

En esta ciudad santafesina en la que nacieron, por caso, el descubridor de talentos Jorge Griffa, el DT Jorge Sampaoli, el exquisito número 10 Marcelo Trobbiani y hasta el nadador olímpico Federico Grabich, el actual arquero de River Plate forjó su estirpe: aquí se soñó jugando en Primera y apenas pudo se soñó también en un Mundial.   

Antes de los sueños de Armani, mucho antes, en 1870, Carlos Casado del Alisal, un empresario español, fundó la Colonia Candelaria en tierras adquiridas de la estancia “Los Desmochados”. El comercio de granos tuvo lugar a partir de 1878, cuando desde estas tierras salió el primer cargamento argentino de trigo al mercado europeo, para marcar un destino agrícola-ganadero que Casilda sostiene hasta el día de hoy.

Las flores de la híper cuidada Plaza Belgrano, la tranquilidad y el césped alfombra de la Plaza San Martín, el Parque Sarmiento, la Biblioteca Popular Carlos Casado –que brinda actividades musicales para sostener un edificio muy antiguo y bien conservado– y la multiuso Plaza de los Mástiles son algunas de las atracciones de Casilda.

Desde lo arquitectónico, la Iglesia San Pedro Apóstol –donde descansan los restos del fundador de la ciudad– destacada por su construcción que data del siglo XIX, la estación de tren sin trenes pero con una feria, se suma como excusa para visitar el pueblo que vio nacer a uno de los arqueros más importantes de la Argentina.

Artículo anteriorEl cielo en la tierra
Artículo siguienteViaje humanitario 

NOTAS RELACIONADAS