miércoles, agosto 10, 2022
miércoles, agosto 10, 2022

La hora dulce en Argentina

La comida típica de nuestro país es el asado. Sin embargo, los fanáticos de lo dulce pueden encontrar riquísimos platos azucarados que son una delicia para el paladar. 


Desde Un Camino les presentamos la historia de los tres postres más consumidos en Argentina. 

Postre Vigilante

Es uno de los postres más sencillos de hacer. Se une una tajada de queso con dulce de membrillo o batata. Es ideal para preparar en casa porque no lleva mucha elaboración. También lo pueden encontrar en restaurantes.

Sus orígenes se remontan a los años ’20 en las cantinas de Palermo Viejo, las cuales eran concurridas por los policías de la zona, a los que llamaban vigilantes, quienes solían pedir este dulce y de allí proviene el nombre. 

Pastelitos

Postre que nos recuerda a una de las fechas más importantes para el pueblo argentino: 25 de mayo de 1810, año del Primer Gobierno Patrio. La historia de esta delicia proviene de aquel entonces, cuando las mujeres llevaban en sus cabezas canastas llenas de pastelitos. Típica escena que se puede ver en los actos escolares, donde las niñas se visten como en aquellos años y venden los dulces que cocinaron en sus casas.

Esta masa crocante de hojaldre -rellena de dulce de batata, membrillo o dulce de leche- se puede comprar en las panaderías o hacerla casera mezclando harina, azúcar, huevo, grasa y agua. Luego de amasar todos los ingredientes, hay que dejarla reposar 15 minutos. Una vez que pase el tiempo, se debe estirar la masa y cortarla en cuadrados, en una de las mitades se coloca el dulce que elijan y se cierran con otra mitad. Por último se lleva al horno. 

Alfajores

Es la golosina preferida de los argentinos. Hay muchas variedades y combinaciones de sabores, texturas, tamaños e ingredientes. El concepto básico es la unión de dos o más galletas con una capa de dulce de leche o mousse en medio y bañadas en glaseado, azúcar o chocolate. 

Los pueden encontrar en los kioscos, almacenes, grandes supermercados o hacerlos caseros, utilizando harina, polvo de hornear, maicena, azúcar, huevos y manteca. Una vez que mezclamos todos los ingredientes se debe dejar reposar la masa por una hora. Luego, hay que estirarla y cortar varios círculos, rellenarlos de dulce de leche y colocarlos 10 minutos en el horno. 


Si te gusta la cocina y queres descubrir lugares donde poder disfrutar de la gastronomía argentina. Te recomendamos que ingreses a la revista digital.

NOTAS RELACIONADAS