Martes 20 de Octubre de 2020

Por
ORNELLA SERSALE
Fotos
PABLO ELÍAS/BUENOS AIRES 2018

POR PRIMERA VEZ, ARGENTINA AFRONTA EL DESAFÍO DE SER SEDE DE LOS JUEGOS OLÍMPICOS DE LA JUVENTUD. NUEVAS DISCIPLINAS, VARIAS PROMESAS Y UNA MEGA INFRAESTRUCTURA AL SERVICIO DE UN EVENTO QUE CAMBIARÁ PARA SIEMPRE EL DESARROLLO DEL DEPORTE NACIONAL.

DURANTE 12 DÍAS, 4012 DEPORTISTAS DE ENTRE 15 Y 18 AÑOS –HOMBRES Y MUJERES EN IGUAL PROPORCIÓN– SE ENFRENTARÁN EN UN TOTAL DE 241 PRUEBAS.

Hace poco más de cinco años, en julio de 2013, Buenos Aires imponía su candidatura frente a las ciudades de Glasgow y Medellín y lograba convertirse por primera vez en la sede de los Juegos Olímpicos de la Juventud, en su edición 2018. Sin dudas, un desafío de enorme magnitud para el país.
La cuenta regresiva está llegando a su fin y el 6 de octubre, en una ceremonia de apertura gratuita frente al Obelisco, se dará inicio a la tercera edición de verano de esta competencia. Durante 12 días, 4012 deportistas de entre 15 y 18 años –hombres y mujeres en igual proporción– se enfrentarán en un total de 241 pruebas.
Los deportes serán 32 y habrá espacio para nuevas disciplinas. El Comité Olímpico Internacional (COI) busca renovar audiencias y, por eso, harán su debut olímpico el karate, la escalada deportiva, el break dance, el patinaje de velocidad sobre ruedas y el BMX Freestyle (estilo libre de bicicletas). Además, habrá modalidades flamantes como el kiteboarding y el nacra 15 en la vela, el futsal en fútbol y el beach handball.

    
La argentina es la más grande entre las delegaciones de 206 países y cuenta con varias promesas. En lanzamiento de bala, el entrerriano Nazareno Sasia lidera el ranking mundial juvenil; en tenis, Sebastián Báez ocupa el puesto número dos del Ranking Mundial Junior ITF; y en salto con garrocha, el también nacido en Entre Ríos Pablo Zaffaroni es el tercero del mundo en su categoría. Tanto ellos como el resto fueron seleccionados a través de un programa de desarrollo de talentos deportivos del que participaron unos 700 mil jóvenes de todo el país.
El núcleo estará sin dudas en el barrio de Villa Soldati, en donde se construyeron la Villa de los Atletas y el Parque Olímpico, ambos para esta ocasión. La primera cuenta con 31 edificios y más de tres hectáreas de predio, y la idea es que sea ocupada como un nuevo barrio de viviendas a partir de marzo del año que viene. El segundo tiene cuatro pabellones, dos canchas de hockey, un centro acuático y una pista de atletismo, y esperan usarlo como un Centro de Alto Rendimiento cuando finalicen los Juegos.
Además del centro deportivo Olímpico –que concentrará el 40 por ciento de las disciplinas– habrá otros tres Parques y cuatro anexos independientes. El ingreso a todas las competencias será gratuito y por orden de llegada; y la entrada, una pulsera electrónica que podrá retirarse luego de la inscripción en la web www.buenosaires2018.com.
“Como embajadora, estoy orgullosa de que nuestro país pueda organizar un evento de esta magnitud”, expresó Luciana Aymar. Quien fuera la mejor jugadora del mundo de hockey sobre césped ha sido elegida como la máxima representante de la competencia. El 18 de octubre, el cierre de los Juegos marcará un antes y un después en el deporte argentino. Sin dudas, su desarrollo habrá cambiado para siempre.

INFO
LOS PARQUES
-Parque Olímpico en Villa Soldati
-Parque Urbano en Puerto Madero
-Parque Verde en Palermo
-Tecnópolis

ANEXOS
-Club Atlético San Isidro sede La Boya
-Club Náutico San Isidro
-Hurlingham Club -Paseo de la Costa de Vicente López