Miércoles 21 de Octubre de 2020

DESPUÉS DE UN AÑO Y OCHO MESES DE ESPERA, LLEGA LA ÚLTIMA TEMPORADA DE LA SERIE DE TELEVISIÓN CON MAYOR PRODUCCIÓN Y MÁS ÉXITO DE LA HISTORIA. UN CUENTO MEDIEVAL QUE ATRAPÓ A MILLONES DE ESPECTADORES Y PROMETE UN FINAL A TODA ORQUESTA.Los 73 capítulos de Game of Thrones habrán dejado en la pantalla de HBO más guerra, sangre y muerte que en la de cualquier otra cadena de televisión. Y también más audiencia. Seguramente nadie lo intuía el día del estreno, aquel ya lejano 17 de abril de 2011, como tampoco se podía adivinar que esa noche comenzaba la serie más trascendente de la historia del canal de cable (ver recuadro). Game of Thrones llegará a su fin el 19 de mayo próximo y, con las cuentas ya hechas, es fácil dilucidar por qué HBO la encaró tan seriamente allá por 2006, cuando los productores ejecutivos David Benioff y D. B. Weiss le propusieron al escritor norteamericano George R. R. Martin llevar a la pantalla chica con un despliegue de producción nunca visto antes su exitosa serie de novelas épicas Canción de hielo y fuego. Cinco libros publicados entre 1996 y 2011 que llevan vendidos más de 90 millones de ejemplares en todo el mundo y esperan la culminación de la saga con otros dos aún no publicados. Martin lleva mucho tiempo escribiéndolos, lo que obligó a los guionistas de la serie a imaginar los sucesos de las dos últimas temporadas, las únicas no ceñidas a los textos originales.

El resto es historia conocida: la ficción ganó millones de fanáticos en todo el mundo con su trama situada hace unos 12 mil años en los continentes ficticios de Poniente y Essos. Un enorme latifundio gobernado por los Siete Reinos, a su vez dividido en nueve regiones. Resumirla aquí sería titánico, alcanza con decir que todo gira en torno del Trono de Hierro (que domina los Siete Reinos) y la lucha entre aquellos que, por legítimo derecho o en virtud del poder de las armas, aspiran a quedarse con él. Que no son solo los miembros de las familias que los reclaman (principalmente los Stark, los Lannister y los Targaryen, encarnados estos últimos en Daenerys, poseedora de los últimos dragones vivos) sino también el Rey de la Noche, líder de los Caminantes Blancos, especie de no vivos que han sido desterrados y viven más allá de El Muro, una inmensa muralla de hielo que se extiende de este a oeste en el norte de Poniente y separa los Siete Reinos de las tierras salvajes que completan el territorio.

Esa conquista estuvo regada de sangre y fuego, de guerra, de asesinatos y traiciones, de torturas, sexo incestuoso, magia, hechicería, codicia, intrigas políticas y dramas palaciegos. Y ha dejado en la memoria de los espectadores una colección de grandes personajes: Jon Snow (Kit Harington), legítimo heredero del trono –aunque esto se supo bien entrada la serie–, el encantador Tyrion Lannister (Peter Dinklage), Dany Targaryen (Emilia Clarke), la malísima Cersei Lannister (Lena Headey), su hermano/amante Jaime (Nikolaj Coster-Waldau) y las hermanas Sansa y Arya Stark (Sophie Turner y Maisie Williams), entre muchos otros.

LA SAGA CANCIÓN DE HIELO Y FUEGO, DE GEORGE R. R. MARTIN LLEVA VENDIDOS MÁS DE 90 MILLONES DE EJEMPLARES EN TODO EL MUNDO.

La 8a temporada –y final– comenzará a desandar su camino el domingo 14 de abril a las 22. Serán 6 episodios cuyas duraciones oscilarán entre una hora y una hora y 20 minutos. Aunque lo que viene está guardado bajo siete llaves, está claro que, como se supo en el último capítulo de la 7a temporada, los Caminantes Blancos, en tanto criaturas fantásticas a las que solo puede matar el fuego, son la verdadera amenaza. Por lo demás, los otros (pocos) datos que la producción entregó hasta ahora hablan de un final a toda orquesta, con momentos como la batalla que, aseguran, es la mayor jamás rodada para televisión. “No volverán a ver nada parecido”, escribió en Instagram el asistente de dirección Jonathan Quinlan. No es para menos: se grabó en Irlanda del Norte durante 55 noches consecutivas. ¿Será la del choque final entre los humanos y los Caminantes Blancos, es decir, los vivos y los muertos? Las teorías abundan y dejan sensaciones ambiguas. Por caso, la de Casey Bloys, presidente de programación de HBO, que ha dicho que los creadores cerraron la serie de una manera dramática y emocionalmente satisfactoria; o la de Sophie Turner, que interpreta a Sansa, quien vaticinó, polémica: “Creo que muchos fanáticos se sentirán decepcionados y muchos fanáticos estarán sobre la luna”. ¿Quién tendrá razón? Se sabrá a partir del domingo 14.
Récords en serie
Game of Thrones quebró varias marcas. Por ejemplo, la última temporada llegó a los 10,26 millones de espectadores promedio por episodio. En cuanto a premios, a lo largo de su historia recibió 132 nominaciones al Emmy, ganando la friolera de 38. También ha sido declarada por la compañía de datos Parrot Analytics como el programa de TV más popular del mundo, en una medición que incluye el intercambio entre personas, las menciones de las redes sociales y otros factores. Otros datos, como la cantidad de descargas ilegales o de transmisiones en simultáneo (en 2015 fueron 173 países, la mayor registrada hasta hoy), la hacen, efectivamente, la número uno.