Jueves 22 de Octubre de 2020

La ciudad de Esquel, en el noroeste de Chubut, analiza responsablemente la pronta reapertura de su Centro de Actividades de Montaña La Hoya, uno de los sitios más encumbrados para la práctica de los deportes de nieve en el continente. “Estamos en una situación de mucha expectativa, pero analizando bien los pro y los contra”, manifiesta al respecto el secretario de Turismo y Producción de la localidad, Mariano Riquelme.

Considerando que recientemente se abrió el Cerro Catedral en Bariloche, pero sólo para público local, Riquelme analiza que una medida de ese tipo, al sector turístico de Esquel “no le significaría nada” y que constituiría simplemente “una actividad más de las que se han ido habilitando a lo largo de esta flexibilización que venimos viviendo”. 

En este sentido, destaca Riquelme que “Esquel está con el 80 por ciento de su actividad comercial en funcionamiento”, lo que incluye bares, restaurantes y confiterías. “Tenemos que ser muy cuidadosos, no queremos que por traer turistas o por pensar en activar parte del sector turístico que está faltando, aparezcan casos que nos hagan retroceder como ha pasado en otras partes del país”, advierte.

“Desde Turismo estamos pensando en una apertura para poder recibir esquiadores, aunque sea de la región: de la cordillera, de localidades vecinas que puedan venir y consumir”, explica Riquelme, pero subraya que lo que se necesita es que si el cerro abre, “pueda abrir la confitería, puedan abrir los rental”, ya que “la apertura solamente de los medios de elevación, no significaría por sí solo un impacto positivo para el sector”. 

Concluye Riquelme que las decisiones que se toman están en un “equilibrio bastante delicado, analizando día a día qué se puede flexibilizar y de qué manera, y cuidando las libertades que tenemos en Esquel, en Trevelin y en la región”.