Martes 20 de Octubre de 2020

Lo primero que se nos viene a la cabeza cuando nos preguntan qué queremos hacer luego que termine la pandemia, es viajar. No importa dónde, ya sea al norte, al sur o a unos pocos kilómetros de nuestro hogar, todos queremos alejarnos de la nueva rutina establecida y descansar a orillas del mar, la montaña o el río. Por ello, desde Un Camino, te traemos tres lugares ideales de Buenos Aires para realizar una escapada durante un fin de semana.  


Tigre

Tigre es una ciudad argentina ubicada al norte de Buenos Aires. Para poder llegar desde la capital se deben recorrer 34 kilómetros en ruta, demorando alrededor de 40 minutos. Esta corta distancia hizo que se convirtiera en un lugar exitoso a la hora de hablar del turismo de fin de semana. 

Aquellos que visiten esta hermosa localidad tendrán el honor de disfrutar de su naturaleza pura, de conocer el acceso directo al delta del Paraná, experimentar los sabores de la gastronomía, el deporte, las caminatas, las actividades náuticas y los sitios culturales que ofrece el destino. 

En Tigre podrán caminar por su tradicional Puerto de Frutos Rojos, en donde se une el comercio de alimentos con las artesanías; visitar las distintas islas del Delta, ya sea en catamarán, lancha o barco; divertirse en el Parque de La Costa, visitar la isla Martín García o dar un paseo cultural por el Museo Naval, el Museo de Arte de Tigre y el Museo del Mate.  

Los que quieran quedarse a pasar la noche tienen distintas opciones para elegir: pueden acceder a las diferentes zonas de campings, a las cabañas, los hoteles o dormir en la isla del Delta. Además tienen a disposición numerosos bares y restaurantes. 

Campanópolis

En la localidad de González Catán, a 38 kilómetro de la ciudad de Buenos Aires, se encuentra una aldea de ensueño, llamada: Campanópolis. Es un proyecto hecho realidad de Antonio Campana, quien luego de mucho esfuerzo y un gran pleito judicial, logró recuperar el predio de 200 hectáreas que le pertenecía a su familia, el cual había sido usado por el CEAMSE para relleno sanitario. 

A lo largo de estas increíbles construcciones unidas por callecitas de la época medieval, se encuentran varias fuentes, muelles, lagos, puentes, bosques selváticos, arroyos, un molino de viento y una capilla colonial. Además de su interminable arte y grandes vistas arquitectónicas, dentro de Campanópolis podrán conocer el Museo de las rejas.

Para poder acceder a ella se debe abonar una entrada de $600 para adultos y de $550 para menores de 12 años.

San Pedro

El nombre completo de esta ciudad es Rincón de San Pedro Dávila de los Arrecifes. Se encuentra a 164 kilómetros de la capital de Buenos Aires y gracias a su cercanía con las grandes ciudades, sus espacios verdes, sus barrancas y el río que guarda en sus tierras, es uno de los destinos más elegidos para visitar durante el fin de semana. Es ideal para alejarse del movimiento de la rutina diaria y relajarse a orillas del río Paraná.

El sitio ofrece múltiples actividades para realizar, como: recorrer las calles, andar en bicicleta, conocer la laguna San Pedro, pasar la tarde el los camping privados y municipales, asistir a los clubes de pesca, paseos náuticos, descansar en los balnearios, conocer el Museo Paleontológico o Buque Museo Irigoyen, y culminar el día en los bares o restaurantes de la localidad.