domingo, julio 3, 2022

Escapada en el otoño cordobés

Este destino nos ofrece la posibilidad de descubrir nuevos paisajes, tomar contacto con la cultura de la región y sumergirnos en las sierras más bellas de la República Argentina.


La cuna del fernet y del cuarteto es un destino ideal para experimentar las más diversas sensaciones, desde emocionarnos al escalar algún cerro, hasta deleitarnos conociendo la tradición y arquitectura propia del lugar que forman parte de nuestra historia. Los turistas podrán viajar todo el año y conocer propuestas inigualables. No importa al lugar que vayan, ni el camino que elijan tomar, Córdoba siempre nos sorprenderá con la inmensidad de sus paisajes. 

Anzunza

La región de Mar Chiquita está ubicada al noreste de Córdoba capital. Lo que más se distingue es su ecosistema con una amplia variedad de flora y fauna autóctona. Su laguna con hermosos flamencos rosados, gaviotas, patos y otras especies de ambientes acuáticos, la convierten en un destino ideal para el avistaje de aves. A ello se le suman las propuestas de deportes náuticos, excursiones guiadas y paseos nocturnos.

Norte

En el Norte de Córdoba hay pueblos y ciudades donde la tradición religiosa se mantiene viva. Localidades como Ischilín, Tulumba, San Pedro Norte y Cañada del Río Pinto, se destacan por conservar un estilo colonial que resguarda el pasado. Allí, los viajeros pueden disfrutar de productos artesanales y degustar la gastronomía típica del lugar.

En esta área, los visitantes entrarán en contacto directo con la naturaleza, mediante los  bosques autóctonos, espejos de agua cristalina, salinas, ríos, sierras de palmas y cerros rocosos. El entorno natural es ideal para realizar ecoturismo, cabalgatas, trekking, mountain bike, paseos guiados y actividades recreativas al aire libre.

Foto: Córdoba Turismo.

Punilla

Los visitantes que recorran esta región pueden conocer la localidad de Bialet Massé, Capilla, Cosquín, Huerta Grande, La Cumbre, La Falda, Los Cocos, la localidad de Tanti y muchas más. Sin embargo, la más concurrida es Villa Carlos Paz, una de las ciudades que se ha transformado en un destino obligado para los turistas que visitan Punilla.

Foto: Córdoba Turismo.

Capital

La ciudad se distingue por el valioso patrimonio histórico y religioso y por su trayectoria académica. Aquí funcionaron las primeras universidades públicas y privadas de la

Argentina. En sus paseos se destaca la arquitectura de la antigua era colonial que se combina con edificios rodeados por parques y espacios verdes. 

Además, podrán encontrar huellas de la orden religiosa más antigua de Sudamérica -la de los Padres Jesuitas- la cual dejó un valioso legado cultural, histórico, materializado en la denominada Manzana Jesuítica.

Sierras del Sur

En este territorio se encuentra uno de los yacimientos arqueológicos más importantes de la provincia: el Cerro Intihuasi, donde están las pictografías que realizaron los indios comechingones hace cientos de años. A ello se le suman las localidades de Río de los Sauces, Alpa Corral, Las Albahacas, Río Cuarto y El Chacay con diferentes circuitos turísticos para el descanso y la recreación. 

Foto: Córdoba Turismo.

Noroeste

Cabalgatas, trekking, paseos en carruajes antiguos y excursiones guiadas, son algunas de las propuestas que ofrece esta región. Otro de los imperdibles son los Túneles de Taninga, una obra vial compuesta por cinco caminos subterráneos que comunican a Córdoba con los valles riojanos. Tampoco pueden dejar de visitar la Reserva Natural Chancaní y las maravillosas Cuevas de Ongamira.

Paravachasca 

En esta región se encuentra el Parque Quebrada del Condorito, donde una población de más de 70 cóndores andinos sorprende a los visitantes con su vuelo. A su vez, el paisaje serrano invita a los viajeros a realizar actividades al aire libre como cabalgatas, caminatas, paseos en bicicleta y excursiones guiadas. 

Foto: Córdoba Turismo.

Calamuchita

En esta zona encontrarán grandes lagos como el dique Los Molinos, el Embalse Río Tercero, el Dique Piedras Moras, la Segunda Usina y el Embalse Cerro Pelado, donde se puede practicar deportes acuáticos como navegación a vela y motor, kitesurf, kayak y moto de agua. 

Traslasierra

Traslasierra se encuentra atravesada por numerosos ríos y arroyos que se distinguen por sus aguas claras que desembocan en el Embalse La Viña, desde donde es posible practicar deportes náuticos. 

Esta zona alberga más de 20 localidades turísticas, entre las que se destacan las ciudades de Villa Dolores, Mina Clavero, Nono, Villa Cura Brochero, Las Rabonas, Los Hornillos, Villa de las Rosas, Las Tapias, San Javier, Yacanto, Luyaba y La Paz. A ello se le suman tres de las áreas naturales protegidas más importantes de la provincia: el Parque Nacional Quebrada del Condorito, la Reserva Hídrica Pampa de Achala y la Reserva Natural Chancaní.

Foto: Córdoba Turismo.

Sierras Chicas

Las ciudades que componen esta región tienen un encanto particular. Una de las más visitadas es La Calera, la cual ofrece importantes construcciones históricas de orden religioso y cultural. Por otro lado está la ciudad de Villa Allende, con su exclusiva cancha de golf y Unquillo, donde se encuentra la Capilla de Leonor. 

Hacia el norte se ubica Río Ceballos, considerado el mejor poblado de la zona para realizar actividades de turismo aventura. Al seguir el recorrido llegarán a Salsipuedes, donde descubrirán la Gruta en honor a la Virgen de Itatí. Y al finalizar el trayecto pueden visitar El Manzano, Agua de Oro, Villa Ani-Mi, La Granja y Ascochinga. 

A pocos kilómetros de las Sierras Chicas se encuentra la Colonia Caroya, famosa por sus embutidos y Jesús María, sede del Festival de Doma y Folklore.

NOTAS RELACIONADAS