Sábado 24 de Octubre de 2020

Desde el Instagram de Un Camino, continuamos con el ciclo de entrevistas en vivo con el objetivo de crear el mejor contenido para ustedes, darles toda la información necesaria para que armen su viaje por Argentina y contarles todas las novedades relacionadas al turismo.


En la cuarta entrevista, nuestra conductora estrella Myriam Bunin, habló con Alejandra Mattheus, Subsecretaria de Turismo de la Municipalidad de Rosario y con Adrian Ghiglione, Secretario de Deporte y Turismo. 

Durante la charla, los entrevistados contaron cómo está la situación en su ciudad, hablaron acerca de la reapertura de locales gastronómicos, de los alojamientos y la organización del espacio público.También dialogaron sobre la elaboración y seguimiento de los protocolos de actuación para todo el sector turístico; y finalmente conversaron de la proyección del turismo en Rosario poscovid, en donde incluyeron el lanzamiento del BUS Turístico, el fortalecimiento del turismo de naturaleza, diversas actividades náuticas y espacios al aire libre.

Respecto al estado actual del turismo en Rosario, Adrian Ghiglione dijo: “estamos como cuando uno organiza un viaje, con todos los preparativos previos y acostumbrándonos a esta nueva realidad, a este nuevo turismo que la pandemia nos obliga a ir programando”.

En este sentido,  Alejandra Mattheus, agregó: “nosotros en Rosario estamos en una casi normalidad, donde la mayoría de los negocios están abiertos, desde el 8 de junio tenemos a disposición la gastronomía y los gimnasios”. Sin embargo, tuvieron un retroceso debido a un decreto del Gobernador y a partir de las 19.30 hs se cierran las actividades.  

Todas las áreas que se encuentran disponibles están trabajando con los protocolos de seguridad correspondientes, desde restaurantes, hoteles, hostels y agencias turísticas. “Aprovechamos este tiempo para estar listos y lo mejor preparados posibles para cuando felizmente podamos recibir turistas en la ciudad”, añadió la Subsecretaria de Turismo. 

A su vez, hablaron del principio de la reapertura de la gastronomía y dijeron que se prepararon los protocolos tiempo antes de que reabriran para que no se generen focos de contagios, algunas de las medidas que aplicaron son: el menú a través de código qr, las mesas se preparan una vez que llegan los comensal, el cupo máximo es de 6 personas por mesa, se debe evitar la comida buffet y la mayor parte del tiempo se debe usar el tapaboca. 

En cuanto a los gimnasios, aclararon que para acceder a los establecimientos se debe sacar un turno, las duchas se encuentran cerradas y que los clubes realizaron un diagrama para mantener el distanciamiento. 

A la hora de proyectar sobre el turismo, Adrian Ghiglione dijo: “apostamos al turismo de naturaleza y de río, estamos trabajando con los prestadores turísticos para que estén listos”, además contó que: “estamos en contacto con el Secretario de Turismo de Santa Fe para empezar una prueba piloto para abrir el turismo dentro de la provincia, con una circulación interna”. 

Sin embargo, aquellos que quieran visitar Rosario desde otras provincias, consideran que en una primera etapa los turistas van a querer viajar de forma segura en sus vehículos propios y después se animarán al micro o al avión, y la hora de elegir un alojamiento pueden hacerlo de forma tranquila, ya que están trabajando con protocolos de pandemia. Muchos hoteles de cadena están realizando preventas, las cuales se pueden utilizar en diferentes provincias del país.

En Rosario están trabajando en una red de beneficios para el turista de manera digital con todos los prestadores y en la proyección de un bus turístico con 21 paradas, el cual lo van a relacionar con los paseos de río. 

Por último, hablaron de los precios y Alejandra Mattheus, aclaró: “nosotros trabajamos mucho durante año, en los fin de semana largos, de marzo a noviembre con el turismo corporativo, el turismo de reuniones y eso te permite una estacionalidad de valores”. La flexibilidad en los precios va a ser la clave para que la gente desee volver a viajar, sumando a la seguridad de los protocolos.