sábado, mayo 28, 2022

Cuatro excursiones para realizar durante Semana Santa en San Juan

En varios departamentos sanjuaninos se pueden visitar capillas, parroquias y santuarios que incluyen circuitos religiosos y de devociones populares. Desde Un Camino les presentamos cuatro trayectos ideales para realizar en el mes de abril. 


Cabalgata a la Difunta Correa

Esta tradición fue creada en 1989 y reúne a más de 4.000 jinetes de San Juan, Argentina y países limítrofes. La travesía comienza en la ciudad de San Juan y continúa a lo largo de dos jornadas hasta llegar al paraje Difunta Correa. Se realiza entre fines de marzo y principios de abril, enmarcada en la celebración de Semana Santa.

El paraje Difunta Correa se encuentra a 64 kilómetros de la Ciudad, en la localidad de Vallecito, entre la sierra de Pie de Palo y los Médanos Grandes. Nacido hace casi 200 años, el santuario se encuentra en lo alto de una loma, lugar donde unos arrieros encontraron el cuerpo de Deolinda Correa, con su bebé todavía vivo y mamando de su pecho. 

Actualmente es el principal destino de fe de San Juan. Cuenta con locales comerciales y gastronómicos, una estación de servicio y un hotel, además de un museo donde se exhiben las principales donaciones recibidas.

Museo de la Fe

Se encuentra emplazado en el mismo predio que el Santuario de la Difunta Correa, en la localidad de Vallecito. El museo está estructurado en dos partes, una de ellas es de libre acceso y está constituido por varios salones en donde se puede observar desde vestidos de novias, trajes de marinos, trofeos, medallas, títulos secundarios, universitarios, maquetas de casa, autos, entre muchos más, llevados en forma de agradecimiento.

La otra parte está constituida por una colección de objetos seleccionados entre las numerosas donaciones que recibió el santuario a lo largo de más de 50 años. Entre los mismos se destacan una toalla que envío Sandro tras una operación exitosa, los guantes del boxeador Nicolino Locche, el pantalón de Monzón, la bata de Látigo Coggi, el poncho de Flavio Zeballos, muñecas de porcelana y cerámica de distintos países, chapas de autos de distintas partes del mundo, las camisetas de fútbol de Fillol, Ruggeri, Ramón Díaz, Pedro Duscher, Gallardo, Mondragón, la camiseta de Leonel Messi con la firma de todo los jugadores de la selección argentina y muchas cosas más. 

Foto: Turismo San Juan.

Santuario Arquidiocesano de San José de Jáchal 

Se encuentra ubicado en el departamento de Jáchal. La iglesia se destaca por su valioso patrimonio, lugar donde se venera al patrono y protector de la ciudad. En el Santuario se encuentran la imagen de San José traída desde el Alto Perú en 1790, las imágenes de la Virgen de Cuyo y del Niño Jesús, donada en 1784. Sin embargo, el mayor tesoro de la parroquia es la imagen del Cristo Doliente, de 138 años de antigüedad, una obra realizada por indios cuzqueños llegada desde Potosí a fines del siglo XVIII. El templo fue declarado Monumento Histórico Nacional por la tradición que representa en la acción evangelizadora en toda la región de Cuyo. Fue habilitado en el siglo XIII, en el año 1785. 

La sala parroquial fue escenario de acontecimientos históricos. Un ejemplo de ello fue cuando las autoridades del pueblo se reunieron el 15 de agosto de 1816 para jurar la independencia proclamada por el Congreso de Tucumán; y en el año 1853 se reunieron para celebrar y reafirmar la Constitución Nacional, sancionada en Santa Fe.

El edificio actual fue inaugurado el 8 de septiembre de 1878, tiene una fachada compuesta por tres arcos que soportan una cabecera triangular. En 1959 fue embellecido con una torre de hormigón armado.

Santuario San Expedito 

Está ubicado en la localidad de Bermejo a 105 kilómetros de la ciudad de San Juan.  Es un centro de peregrinación de numerosos fieles, el complejo cuenta con una capilla y una zona comercial.

La imagen del Santo llegó a mediados de la década del ‘50 para salvar a un pueblo. Por casualidad y gracias a una turista, comenzó la historia de San Expedito en la localidad  caucetera. El Santuario tiene su origen hace unos 30 años atrás, cuando una familia que viajaba desde Buenos Aires trajo la imagen para ayudar a una lugareña. Según la historia, San Expedito ayudó al marido de la bermejeña a superar su adicción, por lo que en el lugar se despertó una fe muy profunda por este santo. 

No se sabe a ciencia cierta cuando Doña Petronila Mercado de Lucero recibió la imagen, lo que sí se sabe es que gracias a la devoción se armó el paraje en su honor. La capilla fue construida hace 20 años, donde todos los 19 de abril miles de devotos se reúnen para venerar a San Expedito. 


Pueden descubrir el cronograma de actividades en www.sanjuan.tur.ar

NOTAS RELACIONADAS