Martes 20 de Octubre de 2020

El yoga es una práctica integral, trabaja el cuerpo, el espíritu y la mente. Muchas personas, más que un deporte, lo consideran un estilo de vida saludable, ya que gracias a las posturas y los ejercicios de respiración, logran obtener una salud óptima en todas las dimensiones.  

La práctica, además de ayudar a moldear la figura del cuerpo, tiene múltiples beneficios, principalmente ayuda a relajarse, reduce el estrés, mejora la concentración, disminuye la presión arterial, contribuye a dormir mejor, coopera a mejorar la digestión, previene la ansiedad y la depresión. 

Diferentes estilos de yoga

Las diversas formas varían según la intensidad de la práctica. La distinción es ideal para adaptar la potencia a la destreza de cada uno. Las más conocidas son:

Hatha yoga: Es el concepto utilizado para la práctica tradicional, en la cual se ejercita mediante la respiración y las posturas.

Yoga integral: Mezcla el Hatha yoga con ejercicios de respiración y meditación.

Viniyoga: El trabajo de respiración y las poses son adaptadas a las necesidades de cada persona. 

Ashtanga: Es un estilo que ofrece una mayor exigencia, debido a que durante la experiencia las posturas cambian rápidamente. 

Bikram: El objetivo es purificar el cuerpo mediante la transpiración, para lograrlo se realizan 26 poses en una habitación a 35°C.

Clase de yoga en casa para principiantes

Esperamos que realicen y disfruten la clase. Es un momento de introspección, de tensión y de cambios, perfecto para lograr un cambio en nuestra vida y no hay mejor manera de hacerlo que conectar con nosotros mismos a través del yoga.