Jueves 29 de Octubre de 2020

Entremés futbolero por excelencia (¿qué sería de la iconografía del deporte más popular de la Argentina si en la foto de un estadio no se colara el humo de alguna parrilla?), bocadillo principal de mítines políticos, pero sobre todo una delicia indiscutible, el choripán es parte de la identidad gastronómica de un país que adora las carnes –que en este caso puede ser de vaca, de cerdo o una mezcla de ambas– y embutidos hechos a las brasas. 

Entre el origen de la preparación (un mero chorizo cocido, metido entre dos mitades de panes) y el nacimiento de los chacinados propiamente dichos, median decenas de siglos (según el libro Chacinados criollos, de Alberto Moñín, son la más antigua forma de carne procesada y su primer antecedente histórico se remonta al Antiguo Egipto). Pero fue promediando el mil ochocientos cuando el sándwich más criollo de todos empezó a tallar en las costumbres de los gauchos, trabajadores de zonas rurales cuyos humildes ranchos carecían de vajilla. 

Luego llegó a las ciudades y ensanchó su historia conquistando el corazón (y el estómago) de los amantes del asado, que lo acompañan con chimichurri o salsa criolla (ver recetas). Enamorados que no encuentran mejor preámbulo para el festín cárnico que un buen choripán.

Ingredientes Chimichurri 
  •  2 cdas de perejil fresco
  • ½ cda de orégano
  • 1 diente de ajo
  • ½ cda de pimentón dulce
  • ½ cda de ají molido
  • 1 cdta de sal
  • Vinagre, c/n
  • Pimienta negra, c/n
  • Aceite, c/n

Procedimiento 

1 Picar bien el ajo y el perejil (usar

solo las hojas). Reservar.

2 Colocar en el fondo de un frasco

limpio y esterilizado dos cucharadas

de la preparación anterior. Agregar

el pimentón dulce, el ají molido, el

orégano, la pimienta y la sal.

3 Completar con aceite hasta

tapar los condimentos. Por último

agregar un chorro bien generoso

de vinagre.

4 Tapar el frasco y agitar hasta

mezclar e integrar bien todos los

ingredientes.

Ingredientes salsa criolla 
  • 2 tomates
  • 2 cebollas medianas
  • 2 cebollas de verdeo
  • 1 morrón rojo
  • 1 morrón verde
  • 1 y ½ tazas de aceite
  • ½ taza de vinagre
  • Sal y pimienta, c/n
  • Ají molido, c/n

Procedimiento 

1 Quitar las semillas a los

tomates y cortarlos en concassé.

Picar bien las cebollas.

Cortar los morrones en

cubos pequeños. Picar las

partes verdes de las cebollas

de verdeo. Reservar.

2 En un bol, disolver la sal en

el vinagre. Colocar la cebolla

y dejarla diez minutos hasta

que se ablande.

3 Agregar el resto de los vegetales.

Sumar el aceite y los

condimentos. Mezclar bien.

4 Llevar a la heladera por un

par de horas antes de usar.