Miércoles 21 de Octubre de 2020

Es la bandera culinaria del país inca y ya es mucho decir si repasamos la lista de manjares que la gastronomía de esta nación sudamericana aporta a la culinaria mundial. Suena justo: muy pocas preparaciones son tan sencillas de preparar y resultan tan complejas y sabrosas. Su nombre provendría de la palabra quechua “siwichi”, cuyo significado sería pescado fresco o pescado tierno.
México y Ecuador tienen sus versiones, pero es en Perú donde está afincado el corazón de este plato que combina la definitiva influencia que el Japón ejerció en su cocina, los típicos productos locales y aquellos que trajo consigo la conquista española. Según el chef Gastón Acurio, “es la naturaleza convertida en un mundo cítrico, picante y refrescante”. Así, pescado blanco, jugo de limón, cebolla morada, ají picante, cilantro y sal son partes de una receta que se elabora en minutos. Sólo es necesario conocer bien los tiempos de macerado de la carne, el corte de los vegetales y el manejo del condimento. Si todo funciona, con poco (o casi ningún) esfuerzo se puede tener todo un país en el plato. Nada menos.RECETA: Para 8 personas

INGREDIENTES:

PARA EL CEVICHE
1 kg de filete de lenguado (o un pescado blanco sin fibras que esté muy fresco y consistente) 3 cebollas coloradas 8 a 10 limones 5 ajíes picantes 1 ½ cda de cilantro picado
Sal y pimienta, a gusto PARA EL ACOMPAÑAMIENTO 3 batatas 8 rodajas de choclo

PREPARACIÓN:

1. Picar la cebolla en brunoise fina. Hacer lo mismo con el chile jalapeño, en caso de utilizarlo.
2. Sumergir el tomate en agua hirviendo durante 30 segundos y enseguida llevarlo a un recipiente con agua y hielo para cortar la cocción. Luego pelar, cortar por la mitad, retirar las semillas y cortarlo en dados pequeños.
3. Lavar el cilantro y separar las hojas de los tallos. Picarlas finamente cuidando no machacar el producto.
4. Cortar el limón por la mitad y exprimir el jugo de una de sus mitades. Reservar la otra mitad para otra elaboración.
5. Cortar las paltas por la mitad y sacarles los carozos. Retirar la pulpa, introducirla en un recipiente amplio y machacar con un tenedor.
6. Agregar la cebolla, el chile, el tomate, el cilantro y el jugo de limón restante. Salpimentar a gusto. Servir acompañado de nachos o tostaditas.