Lunes 19 de Octubre de 2020

Argentina tiene múltiples destinos que nos permiten conectar con la naturaleza, disfrutar de ella y conocer la historia que guarda cada rincón de nuestro maravilloso país. Hoy, vamos a descubrir algunos de los cerros argentinos más importantes e imponentes que podemos encontrar, en donde se pueden realizar distintas actividades de turismo aventura y de paisajismo.


Cerro de la Ventana 

Si te gusta practicar trekking, pero no tenes la experiencia necesaria para realizar una escalada en grandes montañas, Cerro de la Ventana es el lugar ideal para vos, ya que no presenta grandes dificultades a la hora de emprender una caminata por el lugar. 

Se encuentra ubicado en la provincia de Buenos Aires en el partido de Tornquist, a 21 kilómetros de la ciudad y a 9 kilómetros de Villa Ventana. Tiene una altitud de 1136 msnm, lo que lo convierte en la tercera cumbre provincial. 

Aquellos que visiten Sierra de la Ventana podrán disfrutar de múltiples actividades al aire libre como trekking, mountain bike, escalada, cabalgatas, tomar fotografías, canotaje, pesca y golf. Además hay dos sitios de interés cercanos que permiten disfrutar de una experiencia completa de montaña: el Cerro Bahía Blanca y el Cerro Tres Picos, el más alto de la provincia. 

Cerro Aconcagua

Escalar el Aconcagua es para los experimentados, debido a que posee dificultades extremas que sólo pueden afrontar los que llevan años de práctica en las actividades de montaña. 

Está ubicada en la provincia de Mendoza en el departamento Las Heras. Es una de las montañas más famosas, ya que integra la Cordillera de Los Andes y sus 6.959 metros la convierten en la más elevada del mundo, luego de los Himalayas asiáticos. Gracias a ello, es visitada por andinistas de todas partes. Durante la temporada, la cual se extiende entre diciembre y marzo, llegan entre 6.000 y 7.000 turistas . 

Para ascender hay dos caminos: la “Vía normal” que se dirige por el norte del cerro, en donde no hace falta ser un experto de la escalada pero si tener resistencia para realizar un trekking dificultoso. Además hay que tener en cuenta el uso de bastones, la disminución de oxígeno y las prendas adecuadas para la aclimatización. El otro trayecto es  “La del glaciar de los Polacos”, sólo para los profesionales, en donde se cruza hasta la base del glaciar de los Polacos, luego se cruza por la Vía normal y desde allí se comienza la subida final hasta la cumbre.

Volcán Lanín 

La travesía por el Volcán Lanín no presenta demasiadas dificultades, pero hay que tener en cuenta el clima cambiante, el viento, las empinadas, la visibilidad y el desnivel. Por ello, para los que no son expertos y quieren vivir la experiencia, es recomendable hacerla con un guía que conozca el área. 

Lenín es un estratovolcán activo, ubicado en San Martín de los Andes. Tiene una altitud de 3.776 metros y está incluido dentro del Cinturón de Fuego del Pacífico.

Los que quieran sumergirse en la aventura deben registrarse en la Seccional del Río Turbio para ascender por el norte y en la Seccional Puerto Canoas para comenzar desde la cara sur. A su vez, tienen que poseer los equipos necesarios y la preparación técnica para la caminata. 

Los que suban al volcán podrán ver un paisaje único del lago Tromen, la Laguna Verde, el Cerro Colmillo y el Cerro Peineta. 

Cerro Uritorco

Uritorco es uno de los cerros preferidos de los turistas, ya que todos lo pueden escalar y al hacerlo descubren historias magníficas y misterios que impactaron a toda la humanidad. 

Se encuentra en el Valle de Punilla, cercano a la localidad de Capilla del Monte. Es considerado uno de los centros energéticos más importantes de nuestro país debido a su historia llena incógnitas y hechos míticos. 

El nombre tiene un significado muy específico en la lengua Quechua, quiere decir: “Cerro Macho”, hace referencia a la gran altura que presenta. Con sus 1980 metros, es definido como el más alto de las sierras chicas.

En el Uritorco podrán realizar varias actividades de turismo aventura como: cabalgatas, caminatas guiadas, senderismo y travesía 4×4. 

Nota relacionada: Misterios del Uritorco 

Cerro Nevado de Chañi 

Es una expedición de gran exigencia e intensidad. Es recomendable contar con experiencia previa en acampadas, trekkings, escaladas y cargados de mochila. 

El Cerro Nevado de Chañi es el más alto de los Andes jujeños y está formado por ocho cumbres que superan los 5.000 metros, siendo la máxima altura de 5.896 msnm. 

El ascenso dura ocho días y durante el camino se transita por la quebrada del río homónimo, la cual tiene un ambiente de selva de montaña. Aquellos que se animen a vivir esta travesía conocerán los paisajes más hermosos del Noroeste Argentino.