Sábado 31 de Octubre de 2020

CON UNA TRADICIÓN MILENARIA LIGADA A LOS CICLOS DE SIEMBRA Y COSECHA, ESTE RITUAL EXTRAORDINARIAMENTE VERSÁTIL SE HA IDO ADECUANDO A LOS TIEMPOS Y LAS GEOGRAFÍAS CONSERVANDO SIEMPRE SU ESPÍRITU, EL DE UN FESTEJO POPULAR PLENO DE ALEGRÍA Y FRENESÍ.En época de carnaval la diversidad nacional se expresa de modo rotundo; las celebraciones en torno al Río de la Plata son fruto de una tradición muy diferente a la del Noroeste y ambas se distancian diametralmente de los espectaculares festejos que convocan multitudes en el Litoral. A simple vista podrían parecer fiestas diferentes, pero son una sola y muy antigua. Nacida en las bacanales, las saturnales y las lupercales romanas, se expandió por Europa y llegó a América con los navegantes españoles y portugueses, donde se fusionó con las costumbres de los pueblos originarios y las africanas, traídas por los esclavos. Pero la fecha actual viene de la tradición cristiana: es justo antes del Miércoles de Ceniza, que inicia la Cuaresma. Este año eso será el 2, 3, 4 y 5 de marzo. Pero en algunas partes del país cuatro días locos no son suficientes… Ciudad sinónimo de carnaval, Gualeguaychú dio el puntapié inicial el 12 de enero y a las nueve de la noche comenzó el desfile de las comparsas de los clubes locales: la bicampeona Ará Yeví, de Tiro Federal; la multicampeona Marí Marí, de Central Entrerriano y Kamarr, del Sirio Libanés, que llega a la pista tras el incendio total de su taller en 2018. Cada una de las participantes requiere de 9 meses de trabajo para confeccionar las 4 carrozas y los más de 200 trajes que asombran a las 30.000 personas que cada noche colman el corsódromo para vivir la fiesta de cerca. El primer miércoles de febrero se sumó Corrientes, Capital Nacional del Carnaval, con uno de los más animados del país y una convocatoria en torno a las 17.000 personas por día. Este año están participando las comparsas Ará Berá, Copacabana, Sapucay y Arandú Beleza y otras tantas agrupaciones musicales con sus escuelas de samba y cuerpos de baile. Además de los desfiles en el corsódromo Nolo Alías, hay tres jornadas de Show de Comparsas en el anfiteatro Cocomarola y espectáculos musicales.NACIDA EN LAS BACANALES, LAS SATURNALES Y LAS LUPERCALES ROMANAS, LA TRADICIÓN SE EXPANDIÓ POR EUROPA Y LLEGÓ A AMÉRICA CON LOS NAVEGANTES ESPAÑOLES Y PORTUGUESES.

En la Quebrada de Humahuaca, especialmente en Tilcara, celebran el carnaval con un espectáculo lleno de música, color y diversión en donde combinan el carnaval tradicional con los cultos y rituales de los pueblos originarios destinados a homenajear a la Pachamama (la Madre Tierra). La celebración consiste en desenterrar al “diablo”, representado por un pequeño muñeco que simboliza al sol encargado de fecundar la tierra, que había sido enterrado al finalizar los festejos del año anterior. Allí las comparsas comienzan a descender a los diferentes pueblos bailando al ritmo de las músicas tradicionales del carnavalito jujeño hasta el amanecer. Chilecito, la segunda ciudad más importante de la provincia de La Rioja, también tiene su celebración, la Chaya. Según la leyenda, una bella princesa india se enamoró de Pujllay y al no ser su amor correspondido, escapó al monte a llorar sus penas hasta desaparecer, pero vuelve cada verano en forma de rocío (Chaya proviene del quichua, rocío de agua). Pujllay deambuló buscándola hasta que, fruto de una borrachera, cayó en una hoguera y murió. Desde entonces, aparece en cada carnaval en forma de muñeco de trapo y se transforma en el corazón de una fiesta donde vuelan la harina, el agua y la albahaca al ritmo del folclore.CALENDARIO LUNAR CADA AÑO LA PASCUA CAE ENTRE EL 22 DE MARZO Y EL 25 DE ABRIL: ES EL PRIMER DOMINGO DESPUÉS DE LA LUNA LLENA POSTERIOR AL EQUINOCCIO DE PRIMAVERA EN EL HEMISFERIO NORTE. EL CARNAVAL SE CELEBRA 40 DÍAS ANTES.

También en la ciudad de Buenos Aires existe una celebración itinerante de baile y música murguera que invita a los porteños a la calle. En los listados oficiales figuran más de 130 murgas más un circuito alternativo integrado por agrupaciones que prefieren la autogestión de los festejos.