domingo, julio 3, 2022

Camino hacia el fin del mundo – Rutas Argentinas 

Este sendero invita a descubrir montañas, lagos, glaciares y bosques que componen una de las regiones más hermosas y místicas del país.


La Ruta del Fin del mundo guarda una gran cantidad de destinos naturales ideales para los amantes de la aventura. Al comenzar el trayecto, uno de los lugares típicos para visitar es el Parque Nacional Tierra del Fuego, único sitio de Argentina donde los bosques patagónicos se encuentran con la Cordillera de los Andes, con el mar, las montañas, las bahías y un gran lago binacional (el Roca del lado chileno y el Acigami del lado argentino). 

El recinto ofrece miradores con paisajes inolvidables y cuatro senderos largos y seis cortos que suman un total de 40 kilómetros. Todos están señalizados y tienen diferente grado de dificultad. Asimismo, dentro de las inmediaciones, se puede acampar, tomar un chocolate caliente en el centro de visitantes Alakush, enviar cartas y postales desde la estafeta o hacer excursiones en canoa por lagos o ríos.

Foto: larutanatural.gob.ar

El Beagle es otro de los atractivos imperdibles que regala esta histórica ruta. Es un canal natural que conecta los océanos Atlántico y Pacífico. La mejor forma de recorrerlo es navegando desde el puerto ubicado en el centro de Ushuaia, donde parten excursiones en catamarán y veleros que recorren la Isla de los Lobos, la Isla de los Pájaros, la isla Martillo, el faro Les Eclaireurs, la estancia Harberton y el Parque Nacional Tierra del Fuego.

Foto: larutanatural.gob.ar

Al alejarse 20 kilómetros de la capital provincial se encuentra la Reserva Natural y Paisajística Valle de Tierra Mayor. En invierno se convierte en uno de los mejores destinos para practicar deportes de nieve como esquí, snowboard, patinaje sobre hielo, paseos con raquetas, cuatriciclos, motos de nieve y otras actividades. Mientras que en el verano es un gran sitio para hacer senderismo, cabalgatas y observación de aves.

Foto: larutanatural.gob.ar

También se puede conocer la Reserva Provincial Corazón de la Isla -la más grande de Tierra del Fuego- que protege increíbles paisajes con lagos, bosques, ecotono y turbales. Es ideal para disfrutar de la naturaleza, hacer trekking, acampar y observar la fauna autóctona.

Foto: larutanatural.gob.ar

Por último, esta ruta argentina regala la posibilidad de conocer Cabo San Pablo, un lugar especial para aquellas personas que buscan destinos de gran belleza paisajística, ya que ofrece panorámicas de cerros, estepa, bosques de lengas, ríos y acantilados junto al mar. Además, en lo alto del cabo hay un antiguo faro inclinado y frente a sus costas se encuentra el casco herrumbrado del barco “Desdémona”, encallado en 1985.

NOTAS RELACIONADAS