Miércoles 28 de Octubre de 2020

ES UN DESTINO CLÁSICO DE ESCAPADAS Y SE POSICIONA CADA VEZ MÁS COMO DESTINO DE VACACIONES. PARA PLANIFICAR LOS DÍAS DE VIAJE SIN PERDERSE NADA, REPASAMOS AQUÍ LAS ZONAS Y ATRACTIVOS CLAVE DE ESTA CIUDAD QUE SIEMPRE ESTUVO CERCA.Rosario es una ciudad inquieta, plena de cultura y bohemia urbana. Hay infinidad de cosas para hacer y conocer: circuitos urbanos, una variada agenda artística y cultural, originales espacios para chicos, un valioso patrimonio arquitectónico, gastronomía, movida nocturna y mucho más. La naturaleza también es parte de esta ciudad, que invita a respirar aire puro entre caminatas por parques y senderos o en excursiones fluviales por el delta del Paraná.PARA NO PERDERSE

Entre múltiples atractivos, pueden trazarse cinco zonas que orientan los recorridos: – Área histórica: el origen de Rosario gira alrededor de la plaza 25 de Mayo. Desde allí el Pasaje Juramento lleva hasta el Monumento a la Bandera, donde es imperdible subir a la torre para tener increíbles vistas del río y la ciudad. Dato: aprovechá las visitas guiadas gratuitas por el área histórica que salen los sábados a las 10 desde el Museo Estévez (Santa Fe 748) y las que recorren el Monumento con salida los sábados, domingos y feriados a las 11 desde la Sala de las Banderas (Santa Fe 581). – Ribera céntrica: es un placer único pasear por los parques y las antiguas construcciones portuarias de la costa rosarina. Desde el Monumento a la Bandera hasta Puerto Norte son unos 5 kilómetros que pasan por el Circuito del Puerto y la Franja del Río para continuar por lugares como el Parque de España, La Isla de los Inventos, el Museo de Arte Contemporáneo de Rosario (Macro) y el Barquito de Papel. Desde cualquier punto de estas costas la vista se pierde en la silenciosa corriente del Paraná, que tiene cerca de un kilómetro de ancho. Más allá de este río marrón, en el horizonte, el verde del delta isleño se mezcla con amaneceres rojos y anaranjados, con cielos azules y nubes lejanas. – Parque de la Independencia: es el espacio verde tradicional de la ciudad. Da lugar al Jardín de los Niños, un lugar para chicos donde se destacan la Máquina de Volar y la Máquina de Trepar. Además, hay un laguito para andar en botes a pedal. A pocos pasos podés visitar el Museo de Bellas Artes Juan B. Castagnino, el Museo de la Ciudad y el Museo Histórico Provincial.LA LLEGADA DE LOS DÍAS CÁLIDOS ABRE MÚLTIPLES OPCIONES PARA DISFRUTAR DEL RÍO, LA ARENA Y EL SOL.

– Bv. Oroño: este boulevard es ideal para un paseo distendido, apreciando la arquitectura de viejas residencias entre antiguos bancos de plaza, palmeras y faroles de época. Es ideal recorrerlo a pie, uniendo la costa con el Parque de la Independencia a lo largo de unas 20 cuadras. – Costa Norte: más allá de Puerto Norte, siguiendo la costa, a pocos metros entre sí están el Parque Alem y el Acuario del Río Paraná. El paseo ribereño continúa por una zona de clubs, pasa por Rambla Catalunya, prosigue en las arenas del balneario La Florida y finaliza con las vistas panorámicas del paseo Costa Alta, junto a la cabecera del puente Rosario-Victoria.

PLAYAS DE RÍO Y PAISAJES ISLEÑOS

La llegada de los días cálidos abre múltiples opciones para disfrutar del río, la arena y el sol en Rosario. A modo de brújula para organizar tus días, marcamos cuatro rumbos: – Balneario La Florida: en la costa norte, ofrece 400 metros de playa con todos los servicios. Punto clave de la movida del verano, cada año se renueva con eventos y actividades. – El Banquito de San Andrés: al otro lado del río. Se llega en 15 minutos desde el embarcadero céntrico La Fluvial. Hay playas y paradores donde es posible alquilar sombrillas, tomar unos tragos o degustar una boga a la parrilla. – La Invernada: es una isla frente a la zona norte. Desde la entrada sur de La Florida las lanchas llegan en pocos minutos a distintos paradores. Podés encontrar servicio de bar, parrilleros, canchas de voley y, siempre, buena onda. – Paraná Viejo: es un río que corre detrás de La Invernada. A poco más de 20 minutos desde el embarcadero de Costa Alta, abre distintas experiencias isleñas: desde una playa con tragos, música y movida joven hasta un ecocamping donde reina el silencio de la naturaleza. – Excursiones fluviales: son experiencias únicas que permiten una conexión distinta con el río y el delta. Las alternativas abarcan salidas en un gran barco, en lancha, en kayak, en velero, en tablas de Stand Up Paddle y excursiones de pesca.

UNA GRAN NOVEDAD: EL MUSEO DEL DEPORTE

En septiembre se inaugura uno de los proyectos de interés turístico más esperados: el Museo del Deporte. Se eleva en la zona sur de la ciudad, cerca del barrio de Lionel Messi, bordeada por un parque. Es una moderna construcción contenida en una estructura metálica de 39 metros de alto, donde la tecnología entrelaza la historia y los grandes logros de los deportistas santafesinos.

Info: www.rosario.tur.ar