Martes 20 de Octubre de 2020

NUEVAS IDEAS Y EMPRENDEDORES AUDACES SON LAS CLAVES DEL RENACIMIENTO DE UNA BEBIDA CON MÁS DE UN SIGLO DE HISTORIA. EN ARGENTINA, TRES VERSIONES DE AUTOR CONTRIBUYEN AL FENÓMENO GLOBAL.

VERMUT LA FUERZA

Julián Díaz, Martín Auzmendi, Sebastián Zuccardi y Agustín Camps se unieron para crear no sólo un vermú –así, a secas– elaborado en dos versiones (Rojo y Blanco) con vinos y hierbas mendocinos, cortezas, semillas, especias y flores del mundo, sino también un bar donde beberlo (Av. Dorrego 1409, Chacarita). Para disfrutarlo a pleno, sumar en un vaso con hielo 45 ml del Rojo, 30 ml de vino Malbec seco, 30 ml de Campari y completar con soda. Naranja y limón para la decoración. El trago se llama La Verdad y está bien que así sea.VERMUT PICHINCHA

El origen: Rosario; la composición: vino Malbec y ocho botánicos (entre ellos enebro, poleo, canela y cáscaras de pomelos). Después de 14 meses de reposo en barricas de roble americano, este vermut cuya fórmula llevó dos años de trabajo es el orgullo de sus creadores, el ingeniero Nicolás Cestari, Matías Jurisich y Jorge Etcheveste. Por ahora las partidas son limitadas y no se consigue en BA, pero Rosario siempre está cerca. Para apreciarlo, Jurisich no se anda con vueltas: “Con soda o tónica. Solo con hielo para después de comer anda muy bien. Siempre con piel de cítrico”.

LUNFA

El producto madre de este vermú es un Torrontés riojano de Cafayate, nada menos. Y los botánicos que intervienen son 25 (entre ellos boldo, chaucha de vainilla, manzanilla, flores de rosas, genciana y lúpulo). Sabroso, aromático y complejo, puede enriquecer tanto un clásico Negroni (partes iguales de gin, Campari y Lunfa), el simple Santo Lunfa (60 ml de Lunfa, agua tónica y Twist de naranja) como el más elaborado Avenida Martínez (45 ml de Lunfa, 45 ml de gin, 2 dash de Angostura, 2 dash de lemoncello y twist de limón).