Miércoles 21 de Octubre de 2020

CIUDAD PATAGÓNICA Y BONAERENSE AL MISMO TIEMPO, LA PRODUCCIÓN AGROPECUARIA CARACTERÍSTICA DE LA PAMPA, EL CLIMA VENTOSO Y FRÍO TÍPICO DE NUESTRO SUR Y LA CERCANÍA CON EL MAR LA CONVIERTEN EN UN DESTINO ÚNICO.

Cabecera del partido que lleva su mismo nombre, la ciudad de Bahía Blanca supera los 300 mil habitantes y es la segunda de las localidades costeras del país, detrás de Mar del Plata. Nacida como un fuerte militar en 1828, la ciudad nació como Fortaleza Protectora Argentina y se estableció en el marco de una política de avanzada sobre territorios habitados por pueblos originario (mapuches y tehuelches, principalmente). Pronto comenzaría su progreso en materia agrícola-ganadera y, con la llegada del ferrocarril, se consolidó como ciudad nexo entre Buenos Aires, Rosario y el resto del interior del país y logró una salida al mar (que fue posible luego de la habilitación del puerto en Ingeniero White, a 10 km de la ciudad). Su actividad económica tiene como eje el puerto y el polo petroquímico pero además, se presenta como un gran nodo energético-logístico, que une la provincia de Buenos Aires, el Mar Argentino y la Patagonia.UNO DE LOS EDIFICIOS DESTACADOS DEL CENTRO BAHIENSE ES EL TEATRO MUNICIPAL, INAUGURADO EN 1913 CON LA PRESENTACIÓN DE LA ÓPERA AÍDA DE GIUSEPPE VERDI.

La ciudad posee un hermoso casco histórico con un conjunto de edificios de belleza arquitectónica destacable. El centro de recreación más antiguo e importante de la ciudad es la Plaza Rivadavia. Allí se desarrolla la principal actividad comercial, bancaria, institucional y hotelera. Los alrededores de Plaza Rivadavia ofrecen a los visitantes hermosas edificaciones de comienzos del siglo XX como la sede del Banco Nación, el Club Argentino y la Catedral, de estilo neoclásico, asiento de la Archidiócesis de Bahía Blanca. La plaza, un espacio verde de corte francés con un monumento central desde el cual se disparan diagonales, es un punto obligado para llegar a los diferentes atractivos artísticos y culturales que ofrece la ciudad. Uno de esos edificios destacados del centro bahiense es el Teatro Municipal, inaugurado en 1913 con la presentación de la ópera Aída de Giuseppe Verdi. Tuvo su época de esplendor, así como un período de decadencia pero hoy, luego de su restauración, brinda 300 funciones anuales de alta calidad. Tiene una capacidad para 850 personas, 6 salas de ensayo y diversos talleres, lo que lo ubica entre los primeros diez teatros de importancia del país. En función de la rica historia deportiva de la ciudad, Bahía Blanca también posee un Museo del Deporte, fundado en 2011. Es una institución municipal que alberga el patrimonio deportivo de la ciudad en el que se exhiben las diferentes disciplinas del deporte bahiense.CON LA LLEGADA DEL FERROCARRIL, BAHÍA SE CONSOLIDÓ COMO CIUDAD NEXO ENTRE BUENOS AIRES, ROSARIO Y EL RESTO DEL INTERIOR DEL PAÍS.La ciudad también cuenta con varios paseos y parques, lo que permite que tanto bahienses como visitantes puedan disfrutar del aire libre. Además, en los alrededores están las playas del Mar Argentino y se encuentran numerosos establecimientos rurales, lo que convierte a la ciudad en un centro desde el cual explorar el campo y la costa.

VISITA VIRTUAL

Una herramienta de promoción innovadora y de bajo costo permite acceder a sitios de interés desde cualquier dispositivo electrónico. La página bahia.gob.ar/360bahia invita a ingresar virtualmente a diferentes museos municipales y circuitos histórico-culturales de la ciudad. Hay imágenes 360o acompañadas de textos explicativos e informativos de los museos del Deporte, de las Ciencias y el Fortín Cuatreros; además de un circuito cultural con los lugares más emblemáticos de la localidad bahiense de Cabildo.