Jueves 04 de Marzo de 2021

Hoy se celebra uno de los platos preferidos en todo el mundo: la pizza. Día en que los amantes de dicha comida aprovechan para degustar y deleitarse con su porción predilecta.


La pizza es una de las comidas favoritas y también una de las más consumidas, pero ¿cómo nació esta tradición que se extiende a nivel mundial? La historia cuenta que surgió en Italia específicamente en Nápoles, entre los siglos XVII y XVIII. La palabra proviene de pinsa, del verbo pinsere, en italiano significa aplastar o presionar, y esa es la manera en la cual se elabora la masa de dicho plato. 

Se cree que la pizza nació cuando algunas mujeres italianas decidieron mezclar harina, queso, tomate, aceitunas y diferentes especies, con el objetivo de crear una comida fácil y creativa, con los ingredientes que tenían disponibles en sus hogares para darle de comer a sus hijos. Al ver resultados positivos, la receta se propagó rápidamente de boca en boca por toda Italia, hasta llegar al mundo entero. 

La tradición de celebrar el día  de la pizza el 9 de febrero empezó en Nápoles, hace muchísimos años atrás, desde el siglo X. Sin embargo, la costumbre se popularizó cuando llegó a Estados Unidos en las últimas décadas, convirtiéndose en una fiesta gastronómica en países tanto de Europa como Latinoamérica. 

¿Cómo hacer una pizza tradicional? 

Ingredientes

  • 680 gramos de harina 0000
  • 485 gramos agua
  • 9 gramos de levadura 
  • Cucharadita de sal
  • 25 gramos de aceite

Preparación

  • Poner el agua templada en un vaso, desmenuzar la levadura y añadirla al agua. Remover muy bien hasta que quede disuelta. 
  • Poner la harina en un bol amplio con la cucharadita de sal, mezclar. Hacer un hueco en el medio de la harina y añadir el aceite junto con la mezcla de la levadura.
  • Amasar integrando bien los ingredientes.
  • Sacarla y continuar trabajando en la mesada, previamente enharinada, por 10 minutos. 
  • Formar una bola y dejarla reposar por 45 minutos. 
  • Luego, cortarla en dos y estirarla en un molde de pizza. 
  • Cocinarla con el horno precalentado al máximo durante 15 minutos, hasta que esté dorada. 
  • Una vez que la masa esté hecha, añadir los ingredientes que más te gusten.